Google+
Valor Soja »Actualidad

Ciencia versus Marketing: “Nuestros sistemas agropecuarios están secuestrando más carbono del que emiten”

La visión del investigador argentino Ernesto Viglizzo.
Ciencia versus Marketing: “Nuestros sistemas agropecuarios están secuestrando más carbono del que emiten”

Los criterios establecidos por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés) para medir emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) en el sector ganadero no son adecuados para reflejar la situación presente en los sistemas productivos argentinos.

Así lo indica Ernesto Viglizzo, investigador del Conicet, en referencia al nuevo informe, publicado esta semana por el IPCC, sobre el impacto del uso de la tierra en el cambio climático (“Climate Change and Land”).

“Ese informe no nos refleja a los argentinos porque dice, por ejemplo, que la producción de carne requiere consumir cada vez más tierra y más agua, emite más dióxido de carbono y degrada más bosques; son los argumentos que usaron los veganos y Greenpeace en la irrupción realizada en la última Expo Rural de Palermo, y eso es muy relativo”, apuntó Viglizzo en una entrevista realizada hoy por Juan Manuel Fernández en Radio Eme de Santa Fe.

El investigador señaló “la Argentina funciona con parámetros productivos y tecnológicos bastante distintos respecto de los que el IPCC basa sus estudios”, dado que “buena parte de la ganadería argentina se hace sobre tierras áridas y semiáridas y ahí no hay otras opciones productivas; cuando dicen que es necesario sustituir la ganadería por una agricultura que sería mucho más benéfica para el ambiente, en esos ambientes no es posible”.

“En Europa ellos trabajan con animales confinados en superficies pequeñas de tierra, donde le llevan el alimento a la boca; allí no hay un pastoreo directo, por lo tanto esos sistemas no tienen en sí mismos secuestro de carbono”, explicó Viglizzo.

“Nuestras condiciones son muy distintas: más del 90% de nuestro stock ganadero funciona sobre pasturas, las cuales tienen un potencial de secuestro de carbono que está imperfectamente evaluado. Para los europeos que han establecido las guías del IPCC, ese valor de secuestro es cero, mientras que nosotros, a través de un estudio en el cual revisamos más de 750 trabajos científicos publicados en revistas de prestigio internacional, encontramos que todos los ambientes ganaderos que están reflejados en nuestra región tienen un potencial de secuestro que es positivo”, aseguró.

“Si a la tierras de pastoreo argentinas le asignamos un valor cero de secuestro de carbono, es evidente que estamos sobresimplificando el problema. Pero si le asignamos un valor realista de secuestro (de carbono) a las zonas de pasturas, pastizales y arbustales, nos damos cuenta de que el mismo empieza  a definir números muy importantes en los inventarios nacionales de emisiones, porque encontramos que nuestros sistemas agropecuarios están secuestrando más carbono del que emiten, con lo cual se genera un excedente de carbono que sirve inclusive para compensar las emisiones de otros sectores no-rurales”, remarcó el investigador.

Viglizzo señaló que, además de perfeccionar los conocimientos científicos en la materia, la revisión de criterios para evaluar la emisión de GEI en el agro argentino es fundamental para evitar la imposición futura de barreras comerciales.

“Nosotros estamos demostrando que nuestra huella de carbono no es lo que ellos suponen que es; nuestros sistemas de producción, que son muy distintos a los presentes en Europa, están ya realizando un secuestro de carbono que es mayor que la emisión realizada por los animales, sobre todos en sistemas de baja carga, que son los que predominan en la Argentina. En consecuencia, cuando uno genera un crédito o superávit de carbono, eso evidentemente va jugar fuerte en la determinación de la huella de carbono y ahí va a haber un tema de negociación que va a ser necesario analizar a fondo”, advirtió.

“Los rumiantes han existido en el planeta desde siempre y han coevolucionado con el hombre; a lo largo de la historia del planeta ha habido rumiantes y los mismos han estado emitiendo (gases de efecto invernadero) a través del metano, o sea que no es un problema nuevo”, señaló Viglizzo, para luego añadir que ahora “la cuestión central del problema es la quema de combustibles fósiles; estamos (con la cuestión ganadera) desviando la mirada a procesos que se realizan sobre todo en países en desarrollo, con lo cual, de alguna manera, se desvían culpas”.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Ricardo Negri: “Desde ahora los cruceros internacionales se pueden abastecer de alimentos argentinos”Federación Agraria solicitó al gobierno mendocino que salga a comprar uvas para evitar una crisis terminal en el sector vitivinícolaRécord histórico para el precio de exportación del maíz pisingallo: subió más de un 40% en el último añoSe aprobaron nuevas minicompensaciones para chacareros: el pago promedio no superó los 6500 pesosEl Ministerio de Agroindustria ya tiene su propio fideicomiso para poder dar pronta respuesta a cuestiones urgentes o estratégicasSe recuperan las importaciones argentinas de semen bovino por el resurgimiento ganadero en las zonas abandonadas por la agriculturaLa canasta láctea registró una inflación anual del 89,7%: casi veintisiete puntos por arriba del promedio general de alimentos básicosEl gobierno violará la Ley de Bosques por séptimo año consecutivo: el fondo de conservación del Presupuesto 2016 cubre apenas un 4% del monto mínimo obligatorioProyecto de reforma del Código Penal: productores podrían recibir hasta diez años de prisión al realizar aplicaciones consideradas indebidasLlegó el mercado climático sudamericano: para aprovechar las oportunidades en soja nueva es necesario realizar una buena gestión financieraSiguen sin aparecer perspectivas de precipitaciones en las zonas productivas con déficit hídricoLa “guerra comercial” está más vigente que nunca: la soja brasileña ya vale 30 u$s/tonelada más que la estadounidenseTamberos volvieron a cobrar 0,30 u$s/litro: pero esta vez no por sobreapreciación cambiaria sino por falta de lecheNuevo pedido de auxilio desesperado al gobierno: “Algunos sectores y empresas están viviendo una situación límite en la que está en juego su futuro”El gobierno argentino aprobó la construcción de las represas santacruceñas: una exigencia de los chinos para reabrir el mercado de aceite de sojaFondos ultravendidos en maíz pueden ser la catapulta alcista del cereal en caso de cualquier imprevisto climáticoDe la ficción a la realidad: en apenas un año se duplicó el valor agregado generado por la cadena trigueraLa Facultad de Agronomía de la UBA lidera el ranking de pérdida de alumnosExpertos en ineficiencia: Argentina podría triplicar las exportaciones de carne vacuna con el mismo peso de faena que UruguayCasi la mitad de los derechos de exportación pagados por productores sojeros se destinaron a subsidiar a compañías petrolerasDios escuchó a los argentinos: la ola de calor extremo se extendió a toda la zona maicera estadounidenseUna lección de política económica: “La prioridad de Brasil no es exportar granos sino carnes”En la última década la única región argentina que logró recuperar su stock bovino fue el NOA con un crecimiento del 21%Liberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: hasta el momento se liquidó un 7,4% del monto comprometidoEl domingo llegan las lluvias para el norte de la zona pampeana: pero el sur de la región deberá seguir esperandoSubsidio agrícola: crece el valor relativo de la leche gracias a la destrucción del precio del maízEsperando el cambio: los productores agrícolas siguen sujetos a la burocracia persecutoria diseñada por el kirchnerismoHistórico: Argentina podrá comenzar a exportar harina de soja a China