Google+
Valor Soja »Actualidad

Investigadora argentina logra avances en bioinsecticidas para controlar la principal plaga de peras y manzanas

Se trata de la Carpocapsa.
Investigadora argentina logra avances en bioinsecticidas para controlar la principal plaga de peras y manzanas

La polilla de la pera y la manzana, también llamada Carpocapsa o –técnicamente– Cydia pomonella, es la plaga más importante de las frutas de pepita. A principios del 2019 la presencia del insecto en los campos del Alto Valle del Río Negro provocó que Brasil le cerrara sus puertas comerciales a las frutas argentinas de esa región. Para controlarla se usan cantidades elevadas de insecticidas que impactan en el ambiente y complican la exportación de la fruta. La producción de bioinsecticidas es una alternativa para solucionar estos problemas. Un estudio de la Facultad de Agronomía de la UBA (Fauba) y del INTA Castelar indagó cómo mejorar las propiedades insecticidas de la bacteria Bacillus thuringiensis y consiguió resultados inéditos y alentadores.

“La producción de frutales de pepita es la principal actividad económica del Alto Valle del Río Negro. Allí, la polilla reduce el rendimiento y la calidad de peras, manzanas y membrillos. Para controlar esta plaga se aplican insecticidas químicos de amplio espectro, es decir, que afectan de forma negativa a muchos organismos vivos, incluido el ser humano. Esto puede traer problemas en la comercialización, ya que, por ejemplo, los mercados internacionales limitan la entrada de frutas con residuos de agroquímicos. Además, hay que considerar los efectos adversos de las aplicaciones sobre el ambiente” contó María Inés Onco a partir de su tesis de Doctorado en Ciencias Agropecuarias en la Escuela para Graduados de la Fauba (EPG-Fauba).

En este sentido, Onco destacó que “quisimos aportar información y herramientas para mejorar el control de carpocapsa con insecticidas biológicos. Esto permitiría reducir la cantidad de insecticidas químicos que se aplican en los campos afectados por esta polilla”. En el INTA Castelar, María Inés integra un equipo de trabajo en el Instituto de Microbiología y Zoología Agrícola que estudia a la bacteria B. thuringiensis como herramienta de control biológico.

En el marco de su tesis, María Inés logró seleccionar una variante nativa de B. thuringiensis y comprobó que resultó muy tóxica para la polilla. Incluso, observó un efecto insecticida superior al de otras cepas exóticas que hoy se usan en insecticidas biológicos. La investigadora encontró que la toxicidad de esta bacteria nativa fue hasta tres veces superior que la de una de una cepa exótica presente en bioinsecticidas comerciales.

A partir de su investigación se empezó a formular un bioinsecticida basado en la cepa nativa de la bacteria y dirigido específicamente a la polilla. Onco espera que su aporte contribuya al actual programa de manejo integrado de Carpocapsa en la Argentina.

El Programa Nacional de Supresión de Carpocapsa, a cargo del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), se creó para reducir la presencia del insecto plaga mediante técnicas más sustentables y con esfuerzos coordinados entre diferentes instituciones. Principalmente, busca desarrollar estrategias integrales para que los productores combatan a C. pomonella en sus lotes. Entre sus objetivos se destacan monitorear los campos, generar y transferir tecnologías de control sustentables, así como difundir y comunicar la problemática.

B. thuringiensis se encuentra en el suelo, en aguas estancadas o en la superficie de hojas de plantas. Como produce proteínas tóxicas (Cry) para algunos insectos, se lo usa como ingrediente activo en los bioinsecticidas más difundidos a nivel mundial para el control biológico de plagas. Los genes que sintetizan las Cry se transfirieron a la soja, al maíz y al algodón, y el resultado fueron organismos transgénicos –el maíz Bt, el algodón Bt y la soja Bt– resistentes a ciertos insectos.

“Durante mi tesis también pudimos consolidar una técnica para clonar y expresar los genes de B. thuringiensis que producen las proteínas Cry. A partir de ahí, en un estudio inédito evalué el efecto individual de estas proteínas para controlar una población argentina de larvas de C. pomonella, y seleccioné las Cry más tóxicas”, indicó María Inés.

“También combinamos estas proteínas y hallamos que la toxicidad de ciertas mezclas fue más grande que la de cada Cry individual. Esta es una información muy novedosa que nos hace pensar que a través de un proceso de transgénesis se podrían combinar para mejorar la protección de los cultivos”, afirmó la investigadora.

Muchos insectos son susceptibles a las diversas variedades de B. thuringiensis. Por ejemplo, se lo puede usar para controlar larvas de Aedes aegypti, el mosquito vector del dengue. “Esta bacteria ha sido muy investigada, y todavía se le pueden encontrar muchas utilidades. En particular, mi trabajo representa un progreso en describir cepas del país y en encontrar los medios óptimos para producir las proteínas con efectos tóxicos”.

“Actualmente, en base a las proteínas Cry que obtuve durante la tesis, estoy realizando ensayos de toxicidad con el barrenador del tallo, conocido científicamente como Diatraea saccharalis, una de las principales plagas del maíz. Mi meta es determinar la forma en que este insecto resiste las toxinas de B. thuringiensis. Estos resultados podrían ayudar a mejorar el control de plagas en los cultivos, un problema frecuente en las economías regionales de todo el país”, cerró.

Sebastián Tamashiro. Sobre la Tierra (Fauba)

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

No todo lo que brilla es grupo de calidad uno: pautas para elegir cultivares de trigoSe vienen varias días de lluvias en el sur de la zona pampeanaAflojar con las retenciones garpa: en los últimos tres días se registraron exportaciones de biodiesel por 155 millones de dólaresUruguay implementó un programa de gestión de envases vacíos de agroquímicos: en Argentina aún es un tema pendienteUruguay: lanzan créditos oficiales para financiar hasta el 80% de proyectos de riego con quince años de plazoOtra vez se prevén heladas en la principal región triguera argentinaPara qué sirve la política monetaria: en lo que va del año la soja llegó a subir 15% en Brasil al tiempo que cayó casi un 25% en ArgentinaArgentina ocupa el sexto puesto del ranking latinoamericano de inversiones extranjeras: sin restricción de giro de utilidades la situación sería peorRetoman la medida de fuerza los transportistas autoconvocados del norte del país: pero la protesta no rige en el sur bonaerenseImplementan un “plan de acción” para promover el desarrollo de bioinsumos de uso agropecuarioUn rumor sobre pesificación obligatoria de depósitos en dólares paralizó al mercado de futuros agrícolas Soja: en el mercado a término es posible asegurarse un precio de 1850 $/tonelada para entrega en septiembreA partir de diciembre los trabajadores agropecuarios tendrán un ajuste salarial de casi el 30%El mercado de futuros Matba Rofex trabaja con normalidad gracias a la plena digitalización de procesos: logró mantener el volumen operadoArgentina: se publicó el protocolo oficial para prevenir la expansión del Covid-19 en terminales portuariasExtendieron hasta el 1 de octubre el plazo de inscripción para veterinarios que trabajen en programas sanitarios del SenasaEl trigo 2017/18 vale menos que la cebada forrajera: compras de exportadores superan en diez veces las ventas declaradasMejoró mucho el perfil exportador del girasol argentino: pero el primer cliente sigue siendo el mercado internoSiguen creciendo las exportaciones de poroto mung: un negocio donde las partidas con alto poder germinativo valen más de 1000 u$s/toneladaEsta semana no se prevén precipitaciones importantes en la zona pampeana: se complica la siembra de maíz tardío en algunos sectoresCayeron las exportaciones de derivados de lactosuero por la desaceleración de la demanda china: pero aumentó el valor agregadoLa maldición de la posición arancelaria 2309.90.10: Déjà vu para los exportadores de balanceados animalesMissouri prohibió el uso de dicamba durante el período de siembra de soja 2018 para “resguardar a la agricultura”El gobierno ajustó por inflación la categorización de Pyme agropecuaria: el nuevo límite es de hasta 289 M/$Dieron de baja DJVE por 1,11 millones de toneladas de productos agroindustriales registrados antes de la implementación de las retenciones móvilesDel tanque de combustible a las ruedas: un nuevo uso para el aceite de sojaEl alquiler para doble cultivo en la principal zona agrícola uruguaya se negoció en un promedio de 350 u$s/ha: 5% menos que el año pasadoPeguen sin asco: la locura por el precio del asado dejó al descubierto el nivel de indefensión de la cadena de valor de la carne argentina