Google+
Valor Soja »Actualidad

El cambio de paradigma de la agricultura argentina requiere un esquema impositivo adecuado

Una transformación silenciosa pero crucial si se presentan las condiciones necesarias.
El cambio de paradigma de la agricultura argentina requiere un esquema impositivo adecuado

El paradigma agrícola argentino está cambiando a partir de la introducción de tecnologías de procesos orientadas a intensificar y diversificar la actividad biológica para conservar la salud del suelo con herramientas propias de la naturaleza.

Una parte importante de ese fenómeno está constituida por la introducción de diferentes cultivos de cobertura (o de servicio) invernales, los cuales, además de evitar la difusión de malezas problemáticas, pueden eventualmente mejorar la estructura física del suelo e incorporar nutrientes que pueden ser aprovechados por los cultivos de verano (fundamentalmente maíz y soja). El uso de rolos para suprimir los cultivos de cobertura contribuye a evitar el uso de agroquímicos durante el período invernal.

El trabajo pionero del investigador del INTA Alberto Quiroga (quien en 2013 publicó el primer gran documento sobre cultivos de cobertura) y del empresario agropecuario cordobés Sandro Raspo hoy es aprovechado por técnicos y productores de diferentes regiones productivas argentinas.

Adicionalmente, en algunas regiones se están comenzando a introducir rotaciones de cultivos estivales con “verdeos de servicio” invernales para cuidar tanto el suelo como la sostenibilidad económica de las empresas al lograr diversificar el flujo de ingresos con negocios ganaderos (como puede ser el caso de capitalización de hacienda de terceros).

El crecimiento de la demanda de harina y aislados proteicos de legumbres –fundamentalmente arveja y garbanzos– representa una nueva oportunidad para incrementar la diversidad de especies presente en los sistemas productivos argentinos.

El aspecto central del proceso de ecologización que está experimentando el sistema agrícola argentino es la revalorización del trabajo de los agrónomos, los investigadores y las redes de generación e intercambio de conocimiento.

Lo que estamos viviendo en los últimos años es la respuesta a los excesos promovidos por la sojización de la agricultura, un proceso que fue potenciado por un esquema impositivo extractivo que obligó a los productores a sembrar la mayor parte del área con el cultivo más barato y resistente.

El cambio de paradigma es un proceso incipiente, que se viene gestando lentamente, porque la mayor parte de las empresas agropecuarias –Pymes familiares– no tienen mucho resto financiero para acelerar a fondo con las constantes pruebas y errores que son necesarios para diseñar los protocolos de los nuevos sistemas agrícolas que vienen en camino.

La cuestión es que tal proceso puede llegar a interrumpirse si, frente a un Estado fundido pero voraz, el agro tuviese que comenzar a pagar muchos más impuestos de los que abona en la actualidad. En tal escenario, el agro argentino debería volver a tener que reeditar el proceso de sojización, algo que, en las actuales circunstancias, implicaría sumar problemas ante la expansión de muchas malezas resistentes a diferentes principios activos y vecinos ansiosos por restringir las pulverizaciones.

La segunda temporada del proceso de sojización vendría, seguramente, también acompañada por plagas resistentes y problemas potenciados de enfermedades, los cuales, inevitablemente, requerirían mayores controles. Mayores costos. Y más problemas.

Explicar estas cuestiones, de la manera más didáctica posible, es clave para que aquellos que toman decisiones de política económica entiendan que las presiones impositivas excesivas no se hacen solamente a costa de la “renta” de los productores, sino del patrimonio suelo, el capital biológico y el activo ambiental empleado por los sistemas agrícolas.

Esos recursos –suelo, capital biológico y activos ambientales–, si bien son administrados por empresas privadas, algún día podrían llegar a ser considerados bienes públicos de la humanidad. Y si ese día llega, entonces las naciones que realicen una inadecuada gestión de los mismos podrían ser sancionadas o, eventualmente, ocupadas para garantizar un uso apropiado.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El sorgo 2020/21 llegó a los 200 u$s/tonelada: vale casi 25% más que el maíz tardíoEn 2018 la agroindustria argentina generó un ingreso neto de divisas de 23.600 M/u$s: sin ese aporte la actividad del resto de los sectores económicos sería inviableEn octubre el sobreprecio de la leche en polvo argentina enviada a Venezuela superó el 70%: las operaciones genuinas comienzan a recuperarseSolá: “El campo es una parte importantísima en el aumento de las exportaciones que buscamos”Comenzó a recuperarse el precio de exportación del biodiesel argentino: pero aún sigue por debajo del aceite de sojaDevolución de retenciones de IVA: pedido desesperado a Lacunza para que salde la deuda con empresas agrícolas antes del cambio de gobiernoRécord histórico de venta de tractores: muchos productores aprovechan el momento para actualizar su parque de maquinariaA partir de la semana que viene el sistema digital de turnos para ordenar la descarga en los puertos será obligatorioEl precio del fosfato monoamónico sigue barato en valor sojaAlerta trigo: fin de semana con probabilidad de heladas en el sur bonaerenseLa distribución de la cuota Hilton ahora estará en manos de un comité gestionado por la Secretaría de Comercio ExteriorOficializaron la creación del sistema de turnos para descarga en puertos: se implementará “en forma gradual y progresiva”Se viene otra campaña con una súper siembra de maíz tardío: será necesario reformular la planificación comercial del cultivoLos operadores especulativos tienen buena data: el informe del USDA resultó bajista para el maízLa recuperación de un mercado clave está cada vez más cerca: la Unión Europea perdió en la OMC el proceso por los derechos antidumping aplicados al biodiesel argentinoLa Soja Mayo 2019 vale nada más que 215 u$s/tonelada: una campaña en la cual los empresarios que tomaron coberturas harán grandes diferenciasAvanza el diseño de los contratos futuros de leche: “No saber a qué precio se venderá implica asumir un riesgo significativo”La recuperación del campo comenzó a evidenciarse en la demanda de fierros: creció casi 19% la venta de “camionetas agropecuarias”El fin de semana un sistema de mal tiempo afectará al centro y norte del paísEl debate por el “orden público” hizo perder de vista lo más importante de la reforma: que los desarrolladores de semillas puedan cobrar lo que corresponde por su trabajoLa asamblea por la fusión Matba-Rofex se postergó para el 27 de diciembreLa Agencia Ambiental de EE.UU. comenzó a preparar el terreno para restringir el uso de la atrazina con un informe demoledorPor tercer mes consecutivo las operaciones de soja 2011/12 se concentraron en el mercado a términoEsta semana no se esperan precipitaciones significativas en ninguna región productiva argentinaRetención de mercadería por expectativa de un cambio político: industrias ofrecen “premios” de casi 12% para tentar a los productores de sojaOperadores especulativos comenzaron a tomas posiciones vendidas en soja: apuestan por una profundización del mercado bajistaSoja: en el mercado a término es posible asegurarse un precio de 1850 $/tonelada para entrega en septiembreTan lejos y tan cerca: en lo que va del año la soja subió 22% en Brasil al tiempo que cayó 16% en Argentina