Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Le Bourgeois gentilhomme: educando al señor Esteban Motta

Le Bourgeois gentilhomme: educando al señor Esteban Motta

Le Bourgeois gentilhomme es una comedia-ballet del autor francés Molière, en la cual su personaje principal, Monsieur Jourdain, es un hombre de cuarenta años, bastante ridículo debido a su algidez e ingenuidad. Su padre se había enriquecido con su oficio de zapatero, de modo que le pudo dar la condición de burgués. Éste pretende adquirir los modales de los aristócratas que frecuentan la corte, para así llegar él a ser un hombre distinguido, noble y de alto rango, como sus ídolos. Invita a gente distinguida, dioses para él, a cenar en su casa, dándoles grandes banquetes y favores con la esperanza de que le den a cambio algún reconocimiento, lo cual representaba un inmenso honor para él.

Me permito hacer una analogía entre el personaje esa comedia y lo ocurrido en los días de ayer y hoy entre el Esteban Motta, militante de Federación Agraria (FAA), en la red social Twitter.

Hace mucho tiempo y allá lejos, en el Medioevo, un  grupo social formado por los habitantes de los “burgos” (las partes nuevas que surgían en las ciudades bajomedievales de Europa occidental), caracterizados por no ser señores feudales ni siervos y no pertenecer ni a los estamentos privilegiados (nobleza y clero) ni al campesinado, fueron denominados burguesía. Sus funciones socioeconómicas eran las de mercaderes, artesanos o profesiones liberales. Posteriormente los tres grandes valores de la burguesía fueron promulgados en la Revolución Francesa: Igualdad (ante la ley), Libertad (personal, civil, de credo, prensa expresión y economía) y Fraternidad (lazo de unión entre los hombres basada en el respeto, la dignidad de la persona humana y la solidaridad).

Qué distante está el término “burguesía” de muchos actuales productores agropecuarios argentinos (lejos de ser la clase acomodada) y qué abismo existe entre esos valores “burgueses”  y las aspiraciones del Sr. Motta, exigiendo al presidente electo Alberto Fernández retenciones segmentadas al sector agrícola. 

Especialmente cuando nuestra Constitución Nacional en su artículo 16 dice expresamente “La Nación Argentina no admite prerrogativas de sangre, ni de nacimiento, no hay en ellas fueros personales ni títulos de nobleza. Todos sus habitantes son iguales ante la ley y admisibles en los empleos sin otra condición que la idoneidad. La igualdad es la base del impuesto y de las cargas públicas”

¿No será acaso que para pelear contra el hambre hay que generar políticas, diálogo y consensos entre los distintos actores que defiendan más que nunca la rentabilidad y competitividad del productor agropecuario, cualquiera sea su tamaño y ubicación geográfica en ésta, nuestra Argentina, federal, tan rica en diversidad agroecológica?.

Para pelear por el hambre, ¿no sería imperiosa una visión benévola de la economía que se refleje no sólo en un sistema financiero que esté en capacidad de otorgar el apoyo crediticio necesario para que la producción avance, además de una política fiscal que no ahogue al productor para que éste pueda reinvertir en su actividad y tenga la capacidad de producir más alimentos y que sea esa mayor oferta la que haga que los precios sean más accesibles a quién los consuma o, en su defecto, que no sea vea perjudicado por el impacto inflacionario al permitir que el Estado cuente con una adecuada provisión de divisas?

¿No será necesario también seguir avanzando en el desarrollo de la infraestructura necesaria para que los alimentos producidos puedan salir del campo en tiempo y forma, beneficiando no sólo a quién los produce, sino especialmente a quién los recibe, promoviendo además la seguridad rural y educación en los pueblos, para propiciar así nuevamente el arraigo de las familias rurales trabajadoras?

Se necesita dar lucha, sí, para fomentar la cultura del trabajo y los valores del cuidado de la vida y la dignidad humana.

¿Qué producción se fomenta beneficiando a unos en detrimento de otros? ¿Cómo podemos cuidar a nuestros hermanos del hambre si no nos cuidamos nosotros como integrantes de una cadena de valor que genera empleos, oportunidades, arraigo federal y divisas necesaria para evitar sobresaltos macroeconómicos?

¿Cómo extender la mano solidaria si no somos solidarios con  nosotros primero? ¿Qué mensaje se está comunicando a aquel que no se conforma con un poquito y que quiere algo más, que espera algo más y que está en potencia de realizarlo? Segmentar, dividir, cabildear, en fin, mediocridad. ¿No estamos acaso para más? ¿No nos advirtió José Hernández, autor del Martín Fierro, qué termina sucediendo cuando nos comportamos así?

Virginia Buyatti Giovanovich. C.P.N. Empresaria ganadera del norte de Santa Fe

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Se diluye el diferencial de precios FOB entre EE.UU y el Mercosur luego de que Trump asegurara que China volverá a comprar soja estadounidenseSegunda señal del incendio: industriales farináceos brasileños evalúan importar harina de trigo de TurquíaEl miércoles regresa el invierno en el sur de la región pampeana: se prevén tormentas intensas sobre La Pampa y MendozaLas acciones líderes de las compañías agroindustriales argentinas generaron una ganancia del 75% en el último añoEl impacto de la “segunda ola” de Covid-19 dejó en evidencia la precarización comercial de la industria frigorífica exportadora argentinaProductores bonaerenses comenzaron a recibir impuestazo encubierto del Inmobiliario Rural: recomiendan hacer descargosKirchnerismo residual: el vicepresidente del Banco Central dijo que “no convienen retenciones cero a la soja”Contraste profundo: un tambo grande gana casi lo mismo que pierde uno chico por cada litro producidoEntre Ríos: se lograron realizar los tratamientos programados para frenar el avance de la manga de langostasVolvió a encallar en el Paraná el buque cargado con harina de soja que había sido rescatado ayerEn lo que va del año el campo aportó una mayor cantidad de dólares: por la crisis de confianza el ajuste cambiario deben hacerlo los sectores consumidores de divisasUna campaña ultra competitiva: ya se vendió más del 26% de la cosecha proyectada de soja argentina 2017/18Sorpresa: el BCRA restringe a las compañías agroindustriales la posibilidad de financiarse en pesos para obligarlas a ingresar dólaresOperadores especulativos se juegan todas las fichas a una recuperación sustancial de las cotizaciones del maíz Salió la quinta tanda del año de créditos fiscales para capacitación de personal: cuáles con las empresas agroindustriales beneficiadasArgentina: el proyecto de Presupuesto 2021 prevé mas gasto público financiado con suba de impuestos al sector privadoVolvimos a los ’90: recortan gastos en infraestructura, salud y educación para priorizar deuda pública y subsidios a empresasDieron de baja DJVE por 713.000 toneladas de productos agroindustriales registrados antes de la implementación de las retenciones móvilesA no gastar a cuenta: USDA prevé precios planchados para la soja en 2020/21 a pesar de una reducción de área en EE.UU.La nueva empresa estatal para gestionar la Hidrovía será diseñada para crear una nueva “retención” al agro argentinoEchezarreta destacó la responsabilidad social presente en la cadena cerealera argentina “El trigo estuvo y se comercializó bien”Valor desagregado: la exportación argentina de sembradoras registró el nivel más bajo desde 2006La crisis ganadera aún no tocó fondo: el precio de las terneras medido en valor maíz se derrumbó en un 46%Las langostas avanzan hacia Santa Fe: piden a los productores que den aviso inmediato en caso de avistamientoEsta semana no se prevén lluvias importantes en la provincia de Buenos AiresRevivió el valor del maíz ante la posibilidad de que buena parte del cereal estadounidense quede sin sembrar por las inundacionesProductores argentinos congelarán decisión de sembrar maíz hasta después de las elecciones: con Scioli se prevé un derrumbe de oferta#ElCampoNoPuedeParar: la intendenta de Los Surgentes ordenó bloquear el paso de los camiones con granos provenientes del sudeste cordobés