Google+
Valor Soja »Actualidad

Gracias Argentina: el ataque contra el sistema productivo fue un factor decisivo para lograr el acuerdo EE.UU-China

La nación asiática necesita garantizar la seguridad alimentaria.
Gracias Argentina: el ataque contra el sistema productivo fue un factor decisivo para lograr el acuerdo EE.UU-China

Argentina fue decisiva en la implementación de la primera fase del acuerdo EE.UU-China orientado a desactivar la “guerra comercial” que mantienen ambas naciones centrales desde 2018.

Cuando el gobierno central chino decidió comenzar a implementar murallas arancelarias y bloqueos comerciales contra productos agroindustriales estadounidenses a modo de represalia contra la “guerra comercial” lanzada por Donald Trump, la única región del mundo con capacidad para suplir la oferta faltante era el Mercosur.

Pero por entonces (2018) Brasil se encontraba en plena campaña electoral presidencial y Argentina, además de no mostrar interés en alinearse estratégicamente con China, procedía a implementar derechos de exportación generalizados, además de reforzar los aplicados al complejo oleaginoso.

Próximamente Argentina dará un paso más para terminar de asfixiar al sector productor de alimentos (y de divisas) con una mayor carga tributaria.

China, la nación más poblada del planeta con un estimado de 1435 millones de habitantes a la fecha, no se autoabastece de alimentos y este año perdió una gran parte de su stock de cerdos por una enfermedad (fiebre porcina africana) que impactó de lleno en una de las principales fuentes propias de proteínas cárnicas.

El flujo constante de aprovisionamiento de alimentos por parte de China constituye para esa nación una cuestión de seguridad alimentaria, es decir, representa un problema de seguridad nacional.

Por tal motivo, una política que contribuya a restringir o interrumpir las exportaciones de alimentos en una nación con excedentes de ese recurso representa para el gobierno central chino una amenaza, lo que convierte al país que aplique tales políticas en un mero proveedor al que se le puede cortar el chorro en cualquier momento (tal como sucedió recientemente con la exportación de carne bovina).

Diferente sería el caso si se promoviese la producción agropecuaria y de alimentos, además de establecer un Tratado de Libre Comercio que permita la integración comercial, logística y macroeconómica con China, para que la nación asiática, en lo que respecta a la Argentina, promueva un proceso de desarrollo similar al emprendido por los británicos entre fines del siglo XIX y comienzos del XX.

Pero la Argentina ya está catalogada como una nación poco confiable por el gobierno central chino, es decir, como un mero proveedor de alimentos, razón por la cual no tiene otra alternativa que buscar restablecer el pleno flujo de los canales comerciales con EE.UU.

El incremento de presión impositiva que viene en camino –además de generar recursos fiscales insignificantes– promoverá una creciente liquidación del rodeo bovino y desactivará el proceso de agroecologización que venía desarrollándose en los últimos años para garantizar la sostenibilidad de los sistemas agrícolas.

Tal como sucedió durante el período kirchnerista (2003/2015), la política tributaria extractiva promoverá una segunda fase del proceso de sojización que, además de potenciar la emergencia agronómica generada por la proliferación de las malezas resistentes a diversos principios activos, vendrá seguramente acompañada por plagas resistentes y problemas potenciados de enfermedades, los cuales, inevitablemente, atentarán contra la productividad.

Las presiones impositivas excesivas no se hacen solamente a costa de la “renta” de los productores, sino del patrimonio suelo, el capital biológico y el activo ambiental empleado por los sistemas agrícolas, recursos que, si bien son administrados por empresas privadas, algún día podrían llegar a ser considerados bienes públicos de la humanidad. Y si ese día llega, entonces las naciones que realicen una inadecuada gestión de los mismos podrían ser sancionadas o, eventualmente, ocupadas para garantizar un uso apropiado.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

San Luis: volvieron a clausurar un molino harinero quebrado que había cedido sus instalaciones sin autorizaciónEl crecimiento demográfico en imágenes: ¿Cómo era tu ciudad tres décadas atrás?Fiesta comercial: el precio de la soja brasileña subió 50% en los últimos seis mesesAmigos/as uruguayos/as: vengan a la Argentina para comprar dos vacas gordas por el precio de unaAlerta climática: esta semana no se prevén precipitaciones en la zona pampeanaArgentina espera que China habilite el ingreso de harina de soja luego del pedido realizado por Macri a Xi JinpingGarbanesa: cómo transformar un grano forrajero en un alimento envasado con alto valor agregadoArgentina llegó a un acuerdo con acreedores internacionales para reestructurar su deuda soberana: qué implica para el sector privadoLa causa detrás de la venta a Bioceres: en el último ejercicio Rizobacter perdió 96 millones de pesosCarlos Spadone: “La solución nuestra para traer divisas es China”El viernes se prevén lluvias de hasta 30 milímetros en el sector norte de la región pampeana#EncuentreASuCensista: piden al Indec que habilite la lista completa de encuestadores para poder cumplir con el CNA 2018El tambo estabulado de Adecoagro ya cuenta con más de 6000 vacas que producen 34 litros diarios por cabezaHabilitan “de manera excepcional” el uso en cultivos de todos los principios activos disponibles para combatir a la plaga de langostasEn el primer mes del año las exportaciones de derivados de lactosuero crecieron 18% impulsadas por los reintegrosBuena noticia para las naciones que permiten la libre exportación de trigo: en 2014/15 Brasil volverá a ser un gran importador del cerealLa revancha bonaerense: esta semana pagaron importantes “premios” por el maíz entregado en Bahía BlancaTrabajo financiado por el Conicet asegura que “la soja no trae promesas económicas ni expectativas de mejora a las familias”El domingo la llegada de un frente frío provocará lluvias y tormentas sobre la región pampeanaYa está vigente Bienes Personales para campos a nombre de sociedades: el gobierno nacional intentará avanzar en la determinación de las valuaciones fiscalesEl salario promedio de los trabajadores del Ministerio de Agroindustria es de 60.000 pesos: la mayor parte se destina al área de agricultura familiarArgentina insólita: campo, minería e industria lideran la destrucción de empleoEE.UU: el USDA refuerza el programa que asegura un ingreso mínimo a los tamberos para ayudarlos a afrontar la crisis de preciosEl próximo paso para facilitarle la vida a los productores: una “guía única” de tránsito de hacienda que podrá gestionarse por internetAustralia lanzó su Plan Agroindustrial 2025 para posicionarse como proveedor de alimentos de la clase media asiáticaRecuperación del poder de compra del campo: se vendieron 6100 “camionetas agropecuarias” más que el año pasadoSe aprobó el dictamen del proyecto de Ley de Semillas: el nuevo régimen podría estar disponible en la próxima campaña trigueraNovedad: se podrá vender trigo “a fijar” en función de los precios de los contratos futuros del Matba Rofex