Google+
Valor Soja »Actualidad

Gracias Argentina: el ataque contra el sistema productivo fue un factor decisivo para lograr el acuerdo EE.UU-China

La nación asiática necesita garantizar la seguridad alimentaria.
Gracias Argentina: el ataque contra el sistema productivo fue un factor decisivo para lograr el acuerdo EE.UU-China

Argentina fue decisiva en la implementación de la primera fase del acuerdo EE.UU-China orientado a desactivar la “guerra comercial” que mantienen ambas naciones centrales desde 2018.

Cuando el gobierno central chino decidió comenzar a implementar murallas arancelarias y bloqueos comerciales contra productos agroindustriales estadounidenses a modo de represalia contra la “guerra comercial” lanzada por Donald Trump, la única región del mundo con capacidad para suplir la oferta faltante era el Mercosur.

Pero por entonces (2018) Brasil se encontraba en plena campaña electoral presidencial y Argentina, además de no mostrar interés en alinearse estratégicamente con China, procedía a implementar derechos de exportación generalizados, además de reforzar los aplicados al complejo oleaginoso.

Próximamente Argentina dará un paso más para terminar de asfixiar al sector productor de alimentos (y de divisas) con una mayor carga tributaria.

China, la nación más poblada del planeta con un estimado de 1435 millones de habitantes a la fecha, no se autoabastece de alimentos y este año perdió una gran parte de su stock de cerdos por una enfermedad (fiebre porcina africana) que impactó de lleno en una de las principales fuentes propias de proteínas cárnicas.

El flujo constante de aprovisionamiento de alimentos por parte de China constituye para esa nación una cuestión de seguridad alimentaria, es decir, representa un problema de seguridad nacional.

Por tal motivo, una política que contribuya a restringir o interrumpir las exportaciones de alimentos en una nación con excedentes de ese recurso representa para el gobierno central chino una amenaza, lo que convierte al país que aplique tales políticas en un mero proveedor al que se le puede cortar el chorro en cualquier momento (tal como sucedió recientemente con la exportación de carne bovina).

Diferente sería el caso si se promoviese la producción agropecuaria y de alimentos, además de establecer un Tratado de Libre Comercio que permita la integración comercial, logística y macroeconómica con China, para que la nación asiática, en lo que respecta a la Argentina, promueva un proceso de desarrollo similar al emprendido por los británicos entre fines del siglo XIX y comienzos del XX.

Pero la Argentina ya está catalogada como una nación poco confiable por el gobierno central chino, es decir, como un mero proveedor de alimentos, razón por la cual no tiene otra alternativa que buscar restablecer el pleno flujo de los canales comerciales con EE.UU.

El incremento de presión impositiva que viene en camino –además de generar recursos fiscales insignificantes– promoverá una creciente liquidación del rodeo bovino y desactivará el proceso de agroecologización que venía desarrollándose en los últimos años para garantizar la sostenibilidad de los sistemas agrícolas.

Tal como sucedió durante el período kirchnerista (2003/2015), la política tributaria extractiva promoverá una segunda fase del proceso de sojización que, además de potenciar la emergencia agronómica generada por la proliferación de las malezas resistentes a diversos principios activos, vendrá seguramente acompañada por plagas resistentes y problemas potenciados de enfermedades, los cuales, inevitablemente, atentarán contra la productividad.

Las presiones impositivas excesivas no se hacen solamente a costa de la “renta” de los productores, sino del patrimonio suelo, el capital biológico y el activo ambiental empleado por los sistemas agrícolas, recursos que, si bien son administrados por empresas privadas, algún día podrían llegar a ser considerados bienes públicos de la humanidad. Y si ese día llega, entonces las naciones que realicen una inadecuada gestión de los mismos podrían ser sancionadas o, eventualmente, ocupadas para garantizar un uso apropiado.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Apareció la cosecha india: los precios de exportación del garbanzo argentino cayeron al nivel más bajo desde fines de 2010Se inició la cuenta regresiva: los precios futuros de los cereales comenzaron a registrar el aumento de derechos de exportación que viene en caminoRetenciones: productores del norte argentino realizan un paro comercial de 48 horas con control de cargas en las principales rutas de la regiónLos precios del maíz temprano argentino se divorcian de EE.UU. en plena cosecha para alcanzar valores mayores a los presupuestadosKátia Abreu se mofa de sus vecinos: en lo que va del año la soja subió 31% en Brasil al tiempo que cayó 16% en ArgentinaPrecios cuidados para la yerba mate vendida por productores: el gobierno determinó un ajuste anual de apenas el 14%La Pampa: amplían la cantidad de zonas productivas declaradas en estado de emergencia agropecuaria por incendiosInsólito: el gobierno desestimó la compra de 1200 toneladas de leche en polvo fortificada porque “no se recibieron ofertas válidas”Cepo lácteo: en los últimos dos meses las exportaciones argentinas de leche en polvo cayeron 20% con precios internacionales récordPosicionamiento divergente: operadores especulativos siguen apostando al alza del maíz al tiempo que refuerzan pesimismo en sojaAlerta por tormentas intensas en el norte del país: no se prevén precipitaciones importantes en la región pampeanaACA registró exportaciones por más de 880.000 toneladas de maíz en apenas una jornadaADM y Bunge no recibirán partidas de la nueva soja de Monsanto: “Podría reducir seriamente la competitividad de las exportaciones estadounidenses”Mercado esquizofrénico: pocos le creen al USDA pero igual operan como si le creyeranEsta semana no se prevén lluvias significativas sobre la región pampeanaSe levantó el paro de transportistas: aceptaron un ajuste de tarifas de casi el 63% en un período de dieciséis mesesHasta mediados de la semana que viene no habrá lluvias en ninguna región productivaUn rumor de embarque de poroto estadounidense destinado a Brasil derrumbó los precios de la soja argentina 2019/20La SRA reclamó una reducción del “tamaño insoportable” del Estado: “Nación, provincias y municipios deben hacer cada uno su ajuste”Esta semana finalmente llegan lluvias abundantes para buena parte de la zona sur de la región pampeanaEl gobierno volvió a congelar la actualización del valor del biodiesel destinado al corte con gasoil: sin problemas con el etanolLos productos lácteos básicos son cada vez más inaccesibles: en el último año subieron más del 45%Seguirán varios días ideales (sin lluvias torrenciales ni temperaturas extremas) para avanzar con las labores agrícolasLa primavera no arranca más: seguirá el mal tiempo en la región pampeanaEn apenas dos campañas casi se duplicó el número de productores argentinos que hacen refugios en maízComé pochoclo: el precio del maíz pisingallo argentino volvió a superar los 500 u$s/tonelada luego de tocar fondoEl corralito triguero de Moreno derrumbó los precios del cereal: los principales perjudicados son los pequeños productoresSiguen sin aparecer perspectivas de lluvias importantes en las principales regiones productivas