Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

La novedad política del año: el campo argentino dejó de estar solo

Producto de la pandemia.
La novedad política del año: el campo argentino dejó de estar solo

Argentina es una potencia agroindustrial. Podría ser también una potencia alimentaria. Pero no lo es porque el Estado nacional trata impositivamente a los empresarios agropecuarios como siervos de la gleba para sostener los gastos de una burocracia gigantesca.

Los integrantes del sector agroindustrial se encuentran marginados de la mayor parte de las estructuras de poder –no sólo a nivel nacional, sino también provincial e incluso municipal– a pesar de aportar la mayor parte de las divisas necesarias para que funcione la economía. En términos eleccionarios, son demasiado pocos.

Sin embargo, este año, gracias al “aislamiento obligatorio” instrumentado para evitar la propagación del Covid-19, el campo argentino dejó de estar en soledad: ahora tiene compañía. Mucha.

Millones de trabajadores y empresarios del sector privado “no esencial”, que no pueden generar ingresos porque no se les permite circular, deben, de todas maneras, pagar impuestos para sostener a la burocracia estatal, la mayor parte de la cual, a pesar de ser “no esencial” en términos vitalicios, tiene ingresos asegurados.

Millones de empleados y empresarios de comercio, inmobiliarias, construcción, concesionarias, turismo, restaurantes, hoteles, gimnasios, dentistas, peluqueros, servicios de catering y una larga lista de trabajadores y profesionales independientes acaban de descubrir que, para el Estado nacional, son siervos de la gleba.

Pensaban que eran ciudadanos con derechos y obligaciones. Pero no. Su única misión es trabajar para generar los recursos necesarios para alimentar al aparato estatal.

No existe novedad alguna al respecto: siempre fueron siervos de la gleba. Pero fue la pandemia la que dejó al descubierto su condición. Ahora pueden verse frente al espejo de la realidad tal como son. Sin las anteojeras de la matriz del relato que habla de la importancia de sacrificarse por el bien común de la Nación.

La novedad reside en el hecho de que la cantidad de gente que comenzó a percibirse como siervo de la gleba dejó de ser una minoría: ahora son muchos. Demasiados si estuviesen bien organizados.

La fortaleza del aparato estatal gestionado por la oligarquía política se sustenta en la falta de articulación existente entre los siervos, quienes, debido a la misma, deben recurrir a soluciones individuales para intentar dar por terminado el sojuzgamiento.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La industria aceitera argentina comenzó a pagar un “premio” superior al 12% para acelerar la originación de mercaderíaBuena noticia: los operadores de fondos especulativos se muestran optimistas con respecto a la sojaHablando se entiende la gente: Aranguren desactivó la intervención del mercado del etanolMercado esquizofrénico: pocos le creen al USDA pero igual operan como si le creyeranMalo para Argentina: la “guerra comercial” de Trump impulsó un proceso de desaceleración de la demanda de soja por parte de ChinaZuchovicki: “Si la Argentina defaultea es que le importa muy poco el sector privado”Alerta trigo: helada tardía en plena zona núcleo cerealeraDios escuchó a los argentinos: la ola de calor extremo se extendió a toda la zona maicera estadounidenseA pesar de la devaluación la importación de sembradoras sigue superando a la exportación de equipos argentinosLos exportadores ya cubrieron el 38% del saldo exportable potencial de trigo 2018/19 para llegar cómodos a la cosechaCon el incumplimiento de la Ley de Bosques el gobierno nacional se apropió de 6000 M/$ de las provinciasCuenta pendiente: el proyecto para deducir de Ganancias el costo del fertilizante lleva durmiendo más de dos añosEsta semana se prevén acumulados de precipitaciones de hasta 90 milímetros en la Cuenca del SaladoPara tomar nota: a partir de la semana que viene se modifica el criterio para activar CTG al momento de cumplir con turnos de descarga de granosTan lejos y tan cerca: en lo que va del año la soja subió 22% en Brasil al tiempo que cayó 16% en ArgentinaEl viernes regresan las tormentas sobre el norte de la zona pampeana: no se prevén lluvias importantes en el surCafma quiere reactivar la demanda de maquinaria agrícola con un crédito subsidiado: ni una palabra sobre retencionesVolvieron a aumentar las tarifas indicativas de fletes de granos: acumulan un alza del 22,5% en el último añoTrazabilidad fiscal: comenzó a regir la obligación de emitir un certificado digital gestionado por la Afip para transportar frutas, hortalizas y algodónEsto recién empieza: el jueves se prevé el ingreso de una nueva ola polar que provocará heladas intensas en el centro del paísEn 2017 el gobierno nacional subsidió a compañías petroleras con 21.900 M/$: tamberos siguen esperandoLibertad de elección: catorce de las quince variedades de soja inscriptas en lo que va del año tienen el evento Intacta de MonsantoEl gobierno chileno evalúa volver a restringir el ingreso de maíz pisado argentino: últimos días para registrar exportacionesAtención tamberos: con tasas de interés estratosféricas el plazo de cobro es tan importante como el precioSe vienen varios días óptimos para avanzar con la cosecha gruesa en a región pampeanaEl debate por el “orden público” hizo perder de vista lo más importante de la reforma: que los desarrolladores de semillas puedan cobrar lo que corresponde por su trabajoContraste rioplatense: brasileños compran frigoríficos en Uruguay al tiempo que cierran unidades en la ArgentinaCresta Roja: una empresa que se cansó de recibir toneladas de fondos públicos durante el gobierno kirchnerista