Google+
Valor Soja »Actualidad

Semana Santa: la cadena de controles sanitarios sigue trabajando para que no falte pescado en la mesa de los argentinos

Temporada alta del consumo de ese alimento.
Semana Santa: la cadena de controles sanitarios sigue trabajando para que no falte pescado en la mesa de los argentinos

Semana Santa es la temporada alta del consumo de pescado en la Argetina. Todos los productos del mar que llega a la mesa del consumidor tiene el control del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), que interviene en forma directa en toda la cadena de producción pesquera verificando las condiciones higiénico-sanitarias de los establecimientos donde se faenan, elaboran e industrializan productos, subproductos y derivados de la pesca y la acuicultura.

Esa tarea –enrtre muchas otras– no se ha visto interrumpida por el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional para enfrentar la pandemia de Covid-19. Los tareas del Senasa han sido exceptuadas de esta disposición y sus agentes continúan trabajando para que los alimentos seguros e inocuos lleguen a la mesa de los consumidores argentinos y del mundo.

Dado que el pescado se descompone más rápidamente que otros productos cárnicos, es importante mantener su refrigeración hasta su consumo, por lo cual es clave que el local de expendio cumpla las normas de higiene y manipulación del producto.

“Es fundamental comprar los productos de la pesca en comercios legales y no en lugares de dudoso origen”, advierte el director de Inocuidad de Productos de la Pesca y Acuicultura del Senasa, Fabián Ballesteros.

Los pescados y mariscos se contaminan muy fácilmente, por lo que las personas que los preparan o manipulan deben tener en cuenta los procedimientos para hacerlo de forma correcta. Es importante que el pescado esté acondicionado correctamente con hielo en escamas asegurando el espacio necesario para facilitar el paso del aire.

Aunque suene contradictorio: el pescado en buen estado no huele a pescado, sino a mar y algas. Adicionalmente, se recomienda observar la higiene de las mesadas, los utensilios de trabajo; así como la cantidad y la condición del hielo en escamas utilizado para el mantenimiento.

“Un pescado fresco tiene los ojos brillantes, las agallas rojas y no deben tener desprendimiento de escamas. Estas pautas son tanto para productos de origen marino como de agua dulce”, agregó Ballesteros por medio de un comunicado del Senasa.

También es útil saber qué y cuánto comprar, para consumir lo justo y evitar que sobre para el día siguiente. Como se trata de un producto altamente perecedero, en esas 24 horas ya pierde calidad. Por esa misma razón se sugiere ir temprano a la pescadería. Y al llegar al hogar debe guardarse en los estantes inferiores de la heladera, en envases cerrados que contengan los líquidos y olores. Y por supuesto, debe ser llevado a la heladera de inmediato para retrasar lo más que se pueda el proceso de descomposición.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

El decano de la Fauba descubrió la inflación: “Los gremios tienen que poner toda su energía en resolver el salario porque sino la Universidad se va a destruir”El peso se devaluó 3,6% en apenas un día: la soja pasó a ser el bien que mejor permite asegurar la reserva del valor del capitalApuesta fuerte: Brasil inició el plan para dejar de vacunar contra la aftosa a partir de 2023El ajuste por inflación para los productores de yerba se determinó en casi 60%La agroindustria ahora es también el banco del gobierno: BCRA consiguió que exportadores aporten por seis meses 2000 M/u$s a una tasa del 3,6%Liberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó casi el 15% del monto comprometidoBrasil prohíbe el uso de Paraquat a partir de 2021/22: ésta es la última campaña en la que podrá emplearseLo que aún no hizo la política ya lo concretó el mercado: la retención efectiva en soja es del 24%Federación Agraria solicitó al gobierno mendocino que salga a comprar uvas para evitar una crisis terminal en el sector vitivinícolaLa propuesta triguera de Scioli consiste en promover el valor agregado: “Más para la harina y más para los panificados”El lunes se prevén tormentas intensas sobre buena parte de la región pampeana y el NEAÍndice de Progreso Social: cómo medir el éxito de las organizacionesExtendieron al 1 de diciembre el inicio del uso obligatorio de comprobantes digitales para la compra de caña de azúcarLas importaciones argentinas de glifosato cayeron 35%: el valor promedio de ingreso es de 3,58 $/litroOlvídense de la iniciativa para promover la fertilización de cultivos: “Macri nos pidió que por favor no tratemos proyectos que tengan costo fiscal”Los precios de importación de los fertilizantes fosfatados siguen planchados gracias al derrumbe de la demanda indiaLos productores que vendieron soja en mayo pudieron obtener un ingreso adicional de hasta 1400 $/ha gracias al empleo de la tecnología comercialExportación: este año llega la revancha del novillo pesado luego de que se pinchara el auge de precios de la vaca gordaDesastre climático: se esperan más tormentas intensas en las zonas productivas afectadas por inundaciones¿Por qué la expropiación de Vicentín es un objetivo innegociable para el gobierno kirchnerista?Alquileres agrícolas: retirada general de regiones extra pampeanas para refugiarse en zonas de seguridadSigue cerrada la exportación de trigo 2013/14 cuando faltan pocos días para el inicio de la siembra del cerealUruguay: ingresa al Congreso el proyecto que pretende establecer la legítima defensa rural contra el abigeatoSe agrava la crisis de SanCor: cheques rechazados de la cooperativa láctea ya superan los 800 M/$Política versus realidad: en lo que va del año la crisis lechera aún no se pudo tratar en la Comisión de Agricultura y Ganadería de DiputadosEn la última campaña de soja los cultivares más destacados en la zona núcleo pampeana le sacaron una ventaja enorme al restoEl fin de semana regresan las tormentas intensas sobre el norte de la zona pampeana y el NEAEl valor relativo de la leche sigue firme gracias a la destrucción del precio interno del maíz: una política de “patas cortas”