Google+
Valor Soja »Actualidad

Por la bajante histórica del río Paraná se calculan pérdidas superiores a 240 millones de dólares para la agroindustria argentina

Según estimaciones de la BCR.
Por la bajante histórica del río Paraná se calculan pérdidas superiores a 240 millones de dólares para la agroindustria argentina

Los problemas logísticos, de transporte y de industrialización generados por la bajante del Río Paraná provocarán una pérdida económica superior a los 240 millones de dólares en el primer cuatrimestre de 2020, según un cálculo realizado por el equipo técnicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Aquellas empresas que antes cargaban, por ejemplo, un buque Panamax con 45.000 toneladas de maíz y completaban carga en Bahía Blanca/Necochea hasta las 60.000-65.000 toneladas, se ven obligadas a salir del Gran Rosario con menos mercadería por la falta de profundidad.

“Eso las obliga a cargar más maíz en los puertos del sur bonaerense, lo cual plantea problemas en la logística porque hay menor disponibilidad de cereal en el sur bonaerense y los costos de adquisición son más elevados. En muchos casos debe retribuirse adicionalmente a los productores por el mayor costo de flete que existe para trasladar granos que están más alejados de los puertos bonaerenses”, señala el informe de la BCR.

En un Handysize o Handymax cada pie de calado que baja el río Paraná representa una pérdida de dicha capacidad de carga de entre 1500 y 1800 toneladas. Al ser de menor tamaño, estos buques no realizarán completamiento en Bahía Blanca o Quequén.

“En la actualidad se observa un castigo del orden de 60 u$S/tonelada en el precio FOB del aceite de soja argentino que se traduce en una presión a la baja respecto a otros orígenes, como el brasileño”, afirma el informe.

Entre los factores que explican ese castigo se incluyen la mayor probabilidad de varaduras en el Paraná y el hecho de que cada buque tanquero que carga aceite de soja en los puertos del Gran Rosario está resignando una capacidad de carga de unos 6000 toneladas por unidad. Además, actualmente hay poca disponibilidad de buques tanqueros y el valor del flete viene subiendo debido a que se están utilizando los buques como almacenaje de petróleo crudo.

Por la bajante del Paraná además se registran importantes demoras –de 10 a 15 días– en la llegada al complejo agroindustrial del Gran Rosario de barcazas con soja provenientes de Paraguay. “La no recepción a tiempo de las barcazas genera retrasos en la industrialización del poroto en el Gran Rosario e incumplimientos en el programa de embarques y contratos de compra con el exterior”, apunta el informe.

La bajante obliga a mayor prudencia de los pilotos y prácticos en las maniobras con los buques, en particular en los canales de acceso y pasos críticos, ya que existe una posibilidad creciente que se registren varaduras en el río, lo cual puede afectar la óptima navegación en el sistema. “Este costo no debe menospreciarse, ya que por cada día de demora de un buque para cargar y despachar al exterior el costo adicional asciende a 45.000 dólares”, advierte el documento.

Semana a semana, la bajante del Paraná continúa agravándose por el déficit de lluvias hacia el norte de Argentina y en Brasil y, para peor, se espera que la situación empeore en el corto plazo.

En la última semana, la altura del rio medida por el hidrómetro ubicado en Rosario tuvo un fuerte descenso de 0.34 metro para ubicarse al miércoles 22 a las 00.00 horas en los 0.4 metro, el guarismo más bajo desde 1971 y sin antecedentes para el mes de abril desde que comienzan los registros en 1884. “Este nivel resulta, además, muy inferior al mínimo de 2,47 metros que tiene que registrarse a la altura de Rosario para que Hidrovía S.A. tenga la obligación de garantizar los 34 pies de calado”, recuerda el informe de la BCR.

Desde la última semana de febrero, que marcó un promedio de 2,65 metros, los promedios semanales de la altura del Paraná vienen cayendo sin interrupción. El Instituto Nacional del Agua espera que el río continúe bajando, oscilando alrededor de los 0.3 metro en la semana próxima.

En la zona de influencia del Área Metropolitana Gran Rosario, detallada como los 70 kilómetros de costa sobre el Río Paraná que van desde la localidad de Timbúes hasta Arroyo Seco, se encuentran localizadas 29 terminales portuarias que operan distintos tipos de cargas. De éstas, 19 despachan granos, aceites y subproductos y 12 tienen además plantas de molienda de oleaginosas anexados a sus terminales portuarias. El complejo cuenta también con dos centrales termoeléctricas (San Martín y Vuelta de Obligado) localizadas en Timbúes, dos terminales que operan fertilizantes (Profertil y TFA), una terminal que despacha concentrados de cobre y oro (Minera Alumbrera), cinco terminales portuarias que operan petróleo y sus derivados (Petrobras, YPF, Esso, Oil Combustibles y en Arroyo Seco, Shell), y una terminal multipropósito, Terminal Puerto Rosario (TPR), que opera contenedores, cargas generales y aceites.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Los operadores especulativos apuestan a la baja de precios ante el ingreso inminente de una oferta aluvional de soja y maíz argentinosArgentina volvió a tener superávit comercial: una buena noticia que no es tan buenaLos chinos se animaron a inaugurar la campaña comercial de trigo 2016/17: Cofco declaró 100.000 toneladas a un FOB de 195 u$s/toneladaA partir de hoy todas las empresas argentinas elaboradoras de frutas deben contar con un asesor en Buenas Prácticas AgrícolasEl trigo fue la mejor inversión del último año: registró una rentabilidad del 140%Cambio climático: en la segunda mitad del siglo podríamos llegar a ver rodeos con sangre índica en el norte de la zona pampeanaMedia sanción para el proyecto que permitirá deducir de Ganancias el costo del fertilizante: se prevé que estará listo en la próxima siembra de trigoBuena mala noticia: bajaron las retenciones móviles para economías regionales pero subieron para elaboradores de alimentos para animalesLos hermanos de Capitanich aún guardan soja: la moneda más dura presente en la economía argentinaUruguay recibirá germoplasma chino de soja para desarrollar variedades destinadas a consumo humano: “Es estratégico posicionar de forma diferenciada parte de la producción”Un momento de inflexión para la industria argentina de biocombustiblesDesastre agropecuario: otra semana sin perspectivas de lluvias importantes en las zonas pampeanas necesitadas de aguaProvincias se suman a la avalancha burocrática para complicarle la existencia a los empresarios agropecuariosFetra propuso un nuevo tarifario de referencia con un valor de 4382 $/tonelada para un flete de 1000 kilómetrosPoco para festejar: la deuda externa argentina sigue siendo impagable con el actual tamaño del EstadoDieron de baja DJVE por 713.000 toneladas de productos agroindustriales registrados antes de la implementación de las retenciones móvilesChicago: los operadores especulativos dejaron de apostar contra el maízCepo lácteo: en los últimos dos meses las exportaciones argentinas de leche en polvo cayeron 20% con precios internacionales récordBrasil: Aprosoja denunció que Bayer-Monsanto no cumplió con el fallo judicial que obliga a la empresa a devolver las regalías cobradas por soja IntactaSe vienen dos días de lluvias importantes para recargar perfiles: pero algunas zonas del sur pampeano deberán seguir esperandoAustralia busca desarrollar el norte del país para alimentar a la nueva clase media asiática: quieren atraer a productores de EE.UU., Brasil y ArgentinaRacionalizan plazo de liquidación de agrodivisas: pasa de 15 a 30 díasLos dólares del campo siempre están: el ingreso neto de divisas aportado por la agroindustria en el primer bimestre del año superó los 3500 M/u$sSequía en Uruguay: comenzaron los preparativos para distribuir una ayuda oficial de 180 kilos de pellet de cáscara de soja por cabezaEl Mercosur es joda: Brasil intentará aplicar un cupo de exportación de leche en polvo a Uruguay para volver a restringir colocaciones de ArgentinaLos propietarios de campos que cerraron alquileres agrícolas tempranos hicieron mucho mejor negocio: esperar fue contraproducenteEn apenas dos campañas casi se duplicó el número de productores argentinos que hacen refugios en maízSalió la primera tanda de créditos fiscales para capacitación de personal: apenas un 10% se destinó al sector agroindustrial