Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Atención sudamericanos: estamos en el mejor lugar del mundo

Frente a la creciente inestabilidad global.
Atención sudamericanos: estamos en el mejor lugar del mundo

En 2008 el sistema financiero y económico global estuvo a un paso de colapsar al pincharse la burbuja de dinero imaginario creado por una legión de sinvergüenzas a través de instrumentos derivados construidos a partir de hipotecas basura (sub prime).

El entonces presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, comprendió que la única manera de evitar el desastre era validar la creación de ese dinero imaginario por medio de una metodología risueñamente denominada “flexibilización cuantitativa” (quantitative easing). Logró su propósito a costa de comprometer al sostenibilidad de dólar estadounidense como patrón monetario de referencia global.

Bernanke seguramente proyectó que años después, cuando se calmaran las turbulencias, podrían entonces implementarse diferentes mecanismos de política monetaria para ir retirando el exceso de liquidez presente en la economía mundial, el cual, si no está validado por un aumento equivalente de la oferta de bienes y servicios, termina haciendo que no haya manera de proteger los ahorros de la confiscación del impuesto inflacionario. De hecho, esa reducción comenzó a instrumentarse desde 2016.

Pero llegó la pandemia del Covid-19. Y nuevamente estamos observando una ampliación de la base monetaria de dólares estadounidenses a niveles estratosféricos con el propósito de solventar, en lo inmediato, los desastres económicos promovidos por el encerramiento obligatorio en una economía global hiperconectada. La posibilidad de imprimir dinero hasta el infinito termina cuando la mayor parte de la población cae en la cuenta de que la riqueza real no tiene relación alguna con esa quimera.

Evolución de la base monetaria de dólares estadounidenses. Federal Reserve Bank of St. Louis

En agosto de 1971, el entonces presidente de EE.UU., Richard Nixon, declaró formalmente que el dólar no era convertible en oro, rompiendo así el patrón “oro-dólar”. Y en 1976, en una reunión extraordinaria del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizada en Jamaica, se estableció formalmente la libre flotación de todas las monedas del mundo. A partir de entonces, y hasta nuestros días, la única manera de determinar cuánto vale una moneda es por medio del valor de otra moneda, que a su vez debe valuarse según el precio de otra moneda, y ésta a su vez con otra.

La Primera Guerra Mundial (1914/18) hizo volar por los aires el patrón oro vigente por entonces y con él la importancia relativa de la libra esterlina del Reino Unidos en el orden económico mundial. Luego de un período de gran inestabilidad, que derivó en otra Guerra Mundial (1939/45), el dólar estadounidense se coronó –hasta la actualidad– como el nuevo patrón monetario global.

La pregunta que deberíamos estar haciéndonos en estos momentos es si acaso no estamos inmersos o ingresando en un nuevo período de guerra de alcance global, el cual no necesariamente se expresaría por medio de un conflicto bélico, sino en una contienda comercial, biológica e informática. Si ese es el caso, tenemos que prepararnos para una fase de inestabilidad monetaria en la cual la potencia emergente –China– intentará imponer al renminbi como patrón monetario internacional.

Ante ese escenario, la mejor manera de defenderse es refugiarse en activos esenciales, entre los cuales los más obvios son los metales preciosos (como el oro y la plata), pero también las materias primas indispensables para el funcionamiento de la civilización humana (commodities), como puede ser el caso de los granos, los combustibles (o biocombustibles) y los metales funcionales (como el cobre o el litio).

Las naciones mejor posicionadas en esa coyuntura serán aquellas que produzcan muchos más activos esenciales de los necesarios para cubrir las necesidades de su población, es decir, las netamente exportadoras, lo que implica que el Cono Sur está un lugar privilegiado del planeta.

Por supuesto: ese privilegio podrá materializarse siempre que exista plena independencia soberana. Y la mejor manera de que eso no ocurra consiste en bastardear las instituciones, corromper el relato político y destruir el valor de la propia moneda.

La historia, probablemente, nos vuelva a dar una nueva oportunidad. Depende solamente de nosotros saber aprovecharla.

Ezequiel Tambornini

Fotografía @susanasienra

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Zafó (por ahora) la campaña gruesa: el fin de semana se prevén lluvias de hasta 100 milímetros en la zona núcleo pampeanaSanta Fe Far West: sindicalistas de Uatre exigen sumas de dinero a productores con métodos coactivosEmergencia lechera: la exportación de fórmulas infantiles cayó 75% por la evaporación de la demanda venezolanaMacri aseguró que la Argentina se sumará a las negociaciones lideradas por Brasil para intentar firmar un Tratado de Libre de Comercio con EuropaAlerta trigo: el fin de semana se prevé el ingreso de una nueva ola de aire frío sobre el sur bonaerenseEl gobierno devolverá 20.400 pesos a 10.500 productores de trigo: alcanza para sembrar tres hectáreas del cereal Hoy es el Día de la Deuda Ecológica Global: la mayor parte de las naciones sudamericanas cuenta con superávit de capital naturalLuego de la bravuconada de Trump el factor geopolítico volvió a escena para definir la dinámica de precios de los granos gruesosApuestas alcistas en soja realizadas por operadores especulativos alcanzan el nivel más elevado desde mayo de 2018Para Macri la lechería es uno de los sectores que demuestran que “crecer depende de nosotros y de nuestra capacidad de sentarnos a dialogar”La semana que viene regresan las lluvias al Medio Oeste de EE.UU: factor alcista para la sojaEn lo que va del año más de un 60% de las exportaciones de sembradoras argentinas se destinaron a Rusia y Ucrania Remitentes de SanCor comenzaron a derivar leche hacia otras industrias: posible factor compensador del proceso alcista con el que arrancó el añoTodo indica que llegó el cambio de fase de ciclo ganadero: pero el fenómeno podría ser contenido por el desastre climático generado por las inundacionesBienvenida competencia: la china Cofco salió a romper el mercado de maíz al acaparar casi el 20% de las declaraciones de compras 2015/16CRA asegura que los daños a silobolsas están “presumiblemente apañados por un sistema de permiso ideológico”Sigue la cosecha gruesa: no se prevén lluvias en la mayor parte de las regiones productivasBiodiesel: en octubre las exportaciones declaradas cayeron un 28%Incendio premeditado: las especialidades agrícolas producidas en el NOA siguen gravadas con altas retenciones a pesar de generar una recaudación insignificanteLos precios de importación de los fertilizantes fosfatados siguen derrumbándose por el descenso de la demanda indiaEl Inase extiende hasta el 5 de diciembre el plazo para declarar la cantidad de semilla de soja reservada para uso propio: habrá multas para quienes siembren sin certificado oficialEl factor determinante es la gente: resultados de la primera evaluación nacional de gestiones ganaderasMarketing climático: Asagir asegura que en una campaña “Niña” conviene sembrar girasol porque el cultivo se aguanta la escasez de lluviasLa recepción de granos por parte de YPF para canjear por insumos agropecuarios creció más del 51% en el último añoHagan sus apuestas: el trigo tiene la mayor probabilidad de ser el cultivo más rentable del ciclo 2013/14El gobierno macrista subsidió a las corporaciones productoras de gas con 43.000 M/$: pero el sector lechero recibió apenas un 2% de esa cifraUruguay ya tiene su plan para aumentar exportaciones agroindustriales: reducción del gasto público para promover el desarrollo del sector privadoEl miércoles comienza a despedirse la ola polar: a partir del jueves habrá buenas condiciones de tiempo