Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Atención sudamericanos: estamos en el mejor lugar del mundo

Frente a la creciente inestabilidad global.
Atención sudamericanos: estamos en el mejor lugar del mundo

En 2008 el sistema financiero y económico global estuvo a un paso de colapsar al pincharse la burbuja de dinero imaginario creado por una legión de sinvergüenzas a través de instrumentos derivados construidos a partir de hipotecas basura (sub prime).

El entonces presidente de la Reserva Federal de EE.UU., Ben Bernanke, comprendió que la única manera de evitar el desastre era validar la creación de ese dinero imaginario por medio de una metodología risueñamente denominada “flexibilización cuantitativa” (quantitative easing). Logró su propósito a costa de comprometer al sostenibilidad de dólar estadounidense como patrón monetario de referencia global.

Bernanke seguramente proyectó que años después, cuando se calmaran las turbulencias, podrían entonces implementarse diferentes mecanismos de política monetaria para ir retirando el exceso de liquidez presente en la economía mundial, el cual, si no está validado por un aumento equivalente de la oferta de bienes y servicios, termina haciendo que no haya manera de proteger los ahorros de la confiscación del impuesto inflacionario. De hecho, esa reducción comenzó a instrumentarse desde 2016.

Pero llegó la pandemia del Covid-19. Y nuevamente estamos observando una ampliación de la base monetaria de dólares estadounidenses a niveles estratosféricos con el propósito de solventar, en lo inmediato, los desastres económicos promovidos por el encerramiento obligatorio en una economía global hiperconectada. La posibilidad de imprimir dinero hasta el infinito termina cuando la mayor parte de la población cae en la cuenta de que la riqueza real no tiene relación alguna con esa quimera.

Evolución de la base monetaria de dólares estadounidenses. Federal Reserve Bank of St. Louis

En agosto de 1971, el entonces presidente de EE.UU., Richard Nixon, declaró formalmente que el dólar no era convertible en oro, rompiendo así el patrón “oro-dólar”. Y en 1976, en una reunión extraordinaria del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizada en Jamaica, se estableció formalmente la libre flotación de todas las monedas del mundo. A partir de entonces, y hasta nuestros días, la única manera de determinar cuánto vale una moneda es por medio del valor de otra moneda, que a su vez debe valuarse según el precio de otra moneda, y ésta a su vez con otra.

La Primera Guerra Mundial (1914/18) hizo volar por los aires el patrón oro vigente por entonces y con él la importancia relativa de la libra esterlina del Reino Unidos en el orden económico mundial. Luego de un período de gran inestabilidad, que derivó en otra Guerra Mundial (1939/45), el dólar estadounidense se coronó –hasta la actualidad– como el nuevo patrón monetario global.

La pregunta que deberíamos estar haciéndonos en estos momentos es si acaso no estamos inmersos o ingresando en un nuevo período de guerra de alcance global, el cual no necesariamente se expresaría por medio de un conflicto bélico, sino en una contienda comercial, biológica e informática. Si ese es el caso, tenemos que prepararnos para una fase de inestabilidad monetaria en la cual la potencia emergente –China– intentará imponer al renminbi como patrón monetario internacional.

Ante ese escenario, la mejor manera de defenderse es refugiarse en activos esenciales, entre los cuales los más obvios son los metales preciosos (como el oro y la plata), pero también las materias primas indispensables para el funcionamiento de la civilización humana (commodities), como puede ser el caso de los granos, los combustibles (o biocombustibles) y los metales funcionales (como el cobre o el litio).

Las naciones mejor posicionadas en esa coyuntura serán aquellas que produzcan muchos más activos esenciales de los necesarios para cubrir las necesidades de su población, es decir, las netamente exportadoras, lo que implica que el Cono Sur está un lugar privilegiado del planeta.

Por supuesto: ese privilegio podrá materializarse siempre que exista plena independencia soberana. Y la mejor manera de que eso no ocurra consiste en bastardear las instituciones, corromper el relato político y destruir el valor de la propia moneda.

La historia, probablemente, nos vuelva a dar una nueva oportunidad. Depende solamente de nosotros saber aprovecharla.

Ezequiel Tambornini

Fotografía @susanasienra

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Tablero de riesgo agrícola. ¿Cuánto estás dispuesto a perder si las cosas salen mal?Bingo: llegan lluvias importantes para buena parte de la región pampeanaSe acabaron los dólares para todos: en lo que va del año la importación de tractores agropecuarios apenas fue de 27,5 M/u$s por el cepo cambiarioUruguay: lanzan créditos oficiales para financiar hasta el 80% de proyectos de riego con quince años de plazoEste año dejaron de publicarse los datos de recaudación del impuesto sobre combustibles creado para financiar obras hídricas en zonas productivasSe publicó la lista de frigoríficos a los que se le quitó cuota Hilton por no cumplir con el 60% del cupo asignadoArgentina no pudo aprovechar la recuperación de los precios internacionales del aceite de oliva por falta de ofertaLos administradores de fondos agrícolas siguen apostando a la baja: la posición neta especulativa en maíz registró un nuevo mínimo históricoCorredor Bioceánico: autoridades regionales de Argentina y Chile buscan que los gobiernos centrales consideren estratégica una obra para integrarse con ChinaEl Senasa prorrogó hasta el 31 de julio el vencimiento de habilitaciones e inscripciones para facilitar el abastecimiento de alimentosBuena mala noticia: bajaron las retenciones móviles para economías regionales pero subieron para elaboradores de alimentos para animalesEl canciller uruguayo alerta que el Mercosur se está quedando fuera del mundo: “Vamos a buscar Tratados de Libre Comercio”Argentina autorizó un evento apilado de algodón que confiere resistencia de amplio espectro contra lepidópterosLlegan más tormentas sobre el norte de la región pampeana: mañana el tiempo comenzará a estabilizarseEscándalo: Naciones Unidas borra el tweet con desinformación sobre la industria cárnica luego de la queja de UruguayLos precios de los futuros de soja argentina ya comenzaron a descontar un incremento de los derechos de exportaciónBuena noticia para las naciones productoras de alimentos: el gobierno chino permitirá a las parejas tener hasta dos hijosLa demanda pide la hora referí: retención efectiva en soja cayó al 16% para intentar tentar a los productoresSe acordó un nuevo esquema de tarifas referenciales de fletes de granos con un ajuste interanual de casi 54%Busso: “Pareciera que existe una colisión entre los intereses de la industria petrolera con la de biocombustibles”Argentina volverá a tener datos confiables del sector ganadero luego de una década de oscurantismo estadísticoApostar al campo garpa: creció 16% el ingreso de agrodivisas gracias al desmantelamiento del cepo cerealero kirchneristaAlerta sanitario: sigue ingresando carne porcina danesa a pesar de evidencias que indican riesgo para humanos por una bacteria resistente a antibióticosEl día después de la “marcha del silencio”: reclamo embrionario a favor de la instauración de un gobierno republicanoCiencia versus Marketing: “Nuestros sistemas agropecuarios están secuestrando más carbono del que emiten”La “primarización cavernícola” como gran oportunidad para la ArgentinaHoy el kirchnerismo buscará aprobar en la Cámara de Diputados un tributo extraordinario que grava el capital productivoTipo de cambio indecididamente bajo: que la Playa de Mayo explote todos los días de productores regionales en problemas