Google+
Valor Soja »Actualidad

¿Por qué la expropiación de Vicentín es un objetivo innegociable para el gobierno kirchnerista?

Qué hay detrás de la iniciativa.
¿Por qué la expropiación de Vicentín es un objetivo innegociable para el gobierno kirchnerista?

Esta historia comienza el 19 de septiembre de 2019. Eduardo Garzón, economista español, ofrece en la ciudad de Buenos Aires una charla sobre el Santo Grial mientras la diputada nacional Fernanda Vallejos lo observa embelesada.

Garzón explicó entonces que no es necesario pedir prestado porque los Estados pueden imprimir todo el dinero que quieran. “En el caso argentino hay cuestiones históricas y hasta psicológicas: la gente quiere ir al dólar; eso se combate, desde la Teoría Monetaria Moderna, con controles de capitales; sería la única forma de lograr que no hubiese una fuga tremenda de dólares”, remarcó el español.

Es importante que entendamos que la Teoría Monetaria Moderna –o emisión descontrolada en criollo– es el paradigma económico de las personas que están encargadas de tomar decisiones en el gobierno argentino (que no necesariamente son las que aparecen en las conferencias de prensa). Y ese paradigma se manifestó potenciado en muchas de las principales naciones del mundo ante la necesidad de afrontar gastos extraordinarios por el desastre social provocado por el encerramiento pandémico global.

Septiembre de 2019. Eduardo Garzón junto a la diputada nacional Fernanda Vallejos

La pregunta que tenemos que hacernos es muy simple: cuál es el principal capital presente en la Argentina. La respuesta es obvia: materias primas agropecuarias.

Ahora vayamos al 8 de junio de 2020. Se anuncia la intervención y expropiación de Vicentín SAIC. Los directores de la compañía santafesina soñaban con la posibilidad de que el Estado argentino se integrase a una nueva sociedad junto con un grupo de inversores privados para así rescatar a la empresa del concurso preventivo. No podrá ser.

No existe ninguna alternativa de que el gobierno kirchnerista desista de su intención de expropiar la empresa porque esa movida forma parte, precisamente, del control de capitales necesario para poder implementar la Teoría Monetaria Moderna.

Aunque, si tal propósito se concreta, crearía una corporación estatal que competiría desde el día uno de manera desleal con las empresas agroindustriales privadas, las cuales necesitan tomar recursos en el exterior para financiar buena parte de las inversiones y la originación de granos. No es casual que el 41,8% del total de la deuda comercial, financiera e impositiva registrada en el concurso preventivo de Vicentín SAIC corresponda entidades y fideicomisos internacionales.

Si Vicentín se transforma en una corporación estatal, ¿también va a competir con las empresas privadas del sector por el acceso al crédito internacional? ¿O va a darle a la máquina de imprimir pesos para hacer honor a la Teoría Monetaria Moderna?

La Vicentín expropiada no es una compañía agroindustrial en el imaginario del equipo económico kirchnerista, sino un manantial de divisas frescas para nutrir de manera constante al cada día más vacío de dólares Banco Central (BCRA).

Un aspecto con poca prensa, pero también sustancial, es que las exportaciones de cereales, oleaginosas, harinas y aceites vegetales deben pagar por adelantado el 90% del impuesto correspondiente al derecho de exportación. ¿La Vicentín expropiada también va a adelantar tales pagos o, como se trata del propio Estado, no hará falta?

Tantas distorsiones, junto con la desesperación por hacerse de divisas de manera urgente, es el caldo perfecto para que, si la aventura expropiadora se concreta, se genere una orgía de precios agrícolas orientada a concentrar la mayor parte de la originación de granos. En el gobierno descuentan que, al ser tanto los productores y estar tan descoordinados, no faltará gente dispuesta a venderle a la Vicentín expropiada.

Mientras dure la fiesta de precios, habrá alegría. Pero luego comprenderán porque la estatal YPF tiene el poder de fuego necesario para gestionar el precio interno de los combustibles sin necesidad de que se intervenga el mercado de manera directa.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Otra vez: el miércoles regresan las lluvias para complicar el avance de la cosecha gruesaGrandes industrias lácteas volvieron a registrar márgenes favorables: pero las pymes siguen con números rojosEn lo que va del año las exportaciones argentinas de leche en polvo cayeron 22% por el cepo lácteo de la UcesciCon la industria de sustitución de importaciones y la energía ya no basta: ahora el campo también se hace cargo del déficit turísticoSiete empresarios agropecuarios figuran como candidatos a diputados nacionales: son todos de CambiemosChina bloqueó el ingreso de aceite de soja argentino como represalia por la paralización de las obras destinadas a construir dos represas en Santa CruzDos compañías podrán importar tecnología libre de aranceles para automatizar procesos agroindustriales por 9,5 M/u$sSalió el subsidio lechero correspondiente a la liquidación de julio con un pago promedio de 16.200 pesosLa inflación de la canasta farinácea está seis puntos por debajo del promedio general de los alimentosIneficiencia argenta: por una política heredada de la era K el precio del biodiesel que se mezcla con gasoil está artificialmente infladoLa exportación de leche en polvo acumula diez meses de pérdidas: los precios siguen en el subsueloEmpresarios agroindustriales que usaron tecnología comercial pueden acceder a un maíz 25 u$s/tonelada más barato respecto de los que operaron al descubiertoSe efectivizaron once empleados en el Senasa: la mayor parte son inspectores#ModoPandemia: con una premisa engañosa lograron juntar más de 500.000 firmas para oponerse al “acuerdo porcino” con ChinaGradualismo comercial: los frigoríficos exportadores se tomaron tres meses para trasladar el diferencial cambiario de la devaluación a los productoresEl nivel de grano dañado en soja sólo puede ser determinado en laboratorios: es imposible calcularlo con verificaciones visualesOperadores especulativos interrumpieron las apuestas bajistas que venían construyendo en maíz: pero siguen pesimistasViene en camino una ola polar que afectará al sur de la región pampeanaSegundo juicio contra Syngenta por daños generados por la comercialización de maíz Agrisure Viptera: esta vez fue un exportador de granos destiladosLiberaron nuevas compensaciones para sojeros del norte del país: ya se liquidó el 49% del monto comprometidoSubieron los granos gracias a la depreciación del dólar: igual los especuladores siguen pesimistas con respecto al maízEn lo que va del año la recaudación por retenciones creció 128%: pero cayó el ingreso de todos los demás impuestosGuerra fría: sigue inhabilitada la terminal de Dreyfus en Bahía Blanca y Cargill obtuvo nuevo permiso por apenas 30 díasEl programa brasileño de gestión de envases de agroquímicos procesó un récord de 40.400 toneladas: en la Argentina sigue siendo una cuenta pendienteLas divisas aportadas por el agro son las que siguen “pagando la cuenta” de la economía argentina: más de 14.000 M/u$s en los primeros nueves meses de 2020La china Cofco concentra la mayor parte de las exportaciones argentinas de trigo al acaparar 23% de las declaraciones de ventasMala suerte: los operadores de fondos agrícolas estaban un poco más optimistas antes del anuncio del recorte del uso de biocombustiblesAprobaron la comercialización de soja tolerante a dicamba para facilitar la importación de poroto proveniente de EE.UU.