Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Reseteo monetario global: porqué es estratégico promover el crecimiento sostenible del sector agroindustrial

A propósito de la expansión desmedida de liquidez.
Reseteo monetario global: porqué es estratégico promover el crecimiento sostenible del sector agroindustrial

Robert Kiyosaki, autor de “Padre rico, Padre pobre”, dice que sólo ahorra en oro y plata físicos porque la gente en algún momento se va a dar cuenta de que el dinero es falso.

No es el único que teme un colapso del sistema monetario vigente. Los bancos centrales de la Federación Rusa y China comenzaron en los últimos años a incrementar sus reservas de oro.

Desde 1971, cuando el entonces presidente de EE.UU., Richard Nixon, declaró formalmente el fin del patrón “oro-dólar”, ninguna moneda en el mundo tiene respaldo alguno en un activo físico concreto.

En el último medio siglo la expansión monetaria masiva, que puede observarse, por ejemplo, en el crecimiento del valor del oro en papel moneda, fomentó la especulación y el endeudamiento de manera desmedida para promover una orgía consumista que sobreexigió por demás la capacidad de regeneración de muchos ecosistemas. La emisión ciclópea de gases de efecto invernadero registrada en las últimas cinco décadas es esencialmente un fenómeno de origen monetario.

Este año desastre económico generado por el encerramiento global provocado por la pandemia del Covid-19 potenció la expansión descontrolada de liquidez a niveles inauditos. En ese contexto resurgieron en muchos países los debates sobre el reseteo monetario global.

El último reseteo monetario mundial ocurrió en julio de 1944, durante la conferencia de Bretton Woods (EE.UU.), en la cual se acordó que el valor de todas las divisas del mundo sería fijado en función del valor del dólar estadounidense, y el dólar, a su vez, sería una moneda convertible a un valor de 35 dólares por onza de oro.

Y antes de eso el presidente de EE.UU. Franklin D. Roosevelt, por medio de la “orden ejecutiva 6102” de 1933, ordenó a los ciudadanos estadounidenses que entregasen al Estado sus reservas particulares de oro –con la amenaza de prisión por hasta diez años si no lo hacían– a cambio de 20,6 dólares por cada onza troy, luego de lo cual procedió a empomar a la gente al devaluar el oro a 35 dólares por onza.

Cuando colapse el actual sistema monetario será necesario configurar uno nuevo para establecer las reglas de juego generales a partir de las cuales se distribuirán los recursos a escala global. El sistema actual está diseñado para premiar al sector financiero en desmedro del productivo. Es bastante probable que, luego de la borrachera del dinero ficticio o basura, se vuelva a establecer un nuevo patrón monetario sustentado en activos físicos.

Cuando surgió el patrón oro en la segunda mitad del siglo diecinueve, el mundo, por entonces, era bastante diferente al actual. Ahora tenemos que alimentar a un población mundial de 7658 millones de personas –en constante crecimiento–, gran parte de las cuales se encuentran hiperconectadas y requieren cierta cantidad de bienes y servicios para llevar adelante lo que se considera una existencia digna.

El oro será, como siempre, un activo sustancial, pero ya no será suficiente para determinar el activo subyacente de un nuevo patrón monetario mundial, especialmente si tenemos en cuenta que la potencia emergente de China es deficitaria de casi todas las materias primas esenciales (commodities) que se requieren para hacer funcionar la economía.

En tal escenario, los recursos agroalimentarios, energéticos y minerales –cuya demanda es constante porque son la base de la civilización humana– podrían llegar a ser la base de la configuración del nuevo sistema monetario mundial, razón por la cual las naciones que dispongan de los mismos pasarán a tener un lugar preponderante.

Por supuesto: ese privilegio podrá materializarse siempre que exista una política orientada a promover la producción sostenible de tales recursos, los cuales, lejos de surgir por aparición espontánea, requieren un esfuerzo mayúsculo de inversión y conocimiento en un marco de previsibilidad institucional.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Rompiendo paradigmas: aumentó la participación de los tamberos uruguayos en la cadena de valor del negocio lácteoInterna caliente: la Inspección General de Justicia intimó a la SRA a rectificar el último balance de la entidad por una denuncia de dos sociosSalió la tercera tanda del año de créditos fiscales para capacitación de personal: cuáles con las empresas agroindustriales beneficiadasComenzó a regir el sistema de gestión de envases de fitosanitarios: tendrá implementación efectiva a fines de 2017En lo que va del año Uruguay exportó dos veces más cortes frescos bovinos que Argentina: Brasil doce veces másLa soja puede ser una aliada contra la inflación: el precio del gasoil común ya es un 52% superior al del biodieselEn Brasil están orgullosos de sus productores agropecuarios: la escuela de samba favorita del Carnaval de Rio está dedicada al campoBrasil avanza: la principal entidad gremial agropecuaria inaugura una oficina en China para promover las exportaciones Primarización: la exportación de poroto de soja sin procesar tiene una capacidad de pago 10 u$s/tonelada superior a la de la industriaEl nuevo proyecto de Ley de Semillas no contempla el concepto de orden público: “Implicaría retroceder hasta situaciones presentes a comienzos del siglo pasado”Argentina contra el Hambre: CIL alerta que por la medida de fuerza de Atilra se “torna inviable la tarea de recolección de leche en los tambos”Transportistas de granos alertan que planean organizar un paro nacional si el gobierno no accede a actualizar las tarifas orientativasTrabajadores de economías regionales no cobrarán bono de 2000 pesos: pero la excepción no se aplicó a empresas afectadas por desastres climáticos recientesEl Mercosur intentará lograr un Tratado de Libre Comercio con Canadá luego de fracasar con la Unión EuropeaEsta semana siguen las lluvias: los mayores aportes previstos de agua se registrarán en la zona núcleo pampeana“Puerta 12” para el poroto en el NOA: la única manera de descomprimir el mercado es eliminar las retenciones a la sojaLa soja perdió el primer puesto del ranking: la principal fuente generadora de divisas en Uruguay volvió a ser la carne bovinaEl gobierno chileno evalúa volver a restringir el ingreso de maíz pisado argentino: últimos días para registrar exportacionesEn lo que va del año Argentina vendió a Rusia lenguas bovinas a un valor de 5,4 u$s/kg: Japón paga a los chilenos un 25% másUna revolución semántica: ahora el programa carne, pescado y lácteos “para todos” se llama “el mercado en tu barrio”El fin de semana regresan las lluvias: alerta por un nuevo episodio de tormentas intensasBurocracia innecesaria: ni el COT ni la carta de porte tiene razón de ser en la actualidadLa canasta láctea registró una inflación anual del 89,7%: casi veintisiete puntos por arriba del promedio general de alimentos básicosAlerta Buenos Aires: se vienen más lluvias en las zonas afectadas por excesos hídricosUruguay: prueba de ADN que impulsa el Instituto de Carnes ante casos de abigeato permitió aclarar la mitad de esos delitosIneficiencia argenta: por una política heredada de la era K el precio del biodiesel que se mezcla con gasoil está artificialmente infladoAutoridades del organismo que reemplazó a la Oncca avisa a tamberos que no vendan en negro para evitar “ser sorprendidos ante una eventual clausura”Comenzaron los paros sorpresivos de Urgara: la terminal de ADM en Arroyo Seco dejó de operar