Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

Reseteo monetario global: porqué es estratégico promover el crecimiento sostenible del sector agroindustrial

A propósito de la expansión desmedida de liquidez.
Reseteo monetario global: porqué es estratégico promover el crecimiento sostenible del sector agroindustrial

Robert Kiyosaki, autor de “Padre rico, Padre pobre”, dice que sólo ahorra en oro y plata físicos porque la gente en algún momento se va a dar cuenta de que el dinero es falso.

No es el único que teme un colapso del sistema monetario vigente. Los bancos centrales de la Federación Rusa y China comenzaron en los últimos años a incrementar sus reservas de oro.

Desde 1971, cuando el entonces presidente de EE.UU., Richard Nixon, declaró formalmente el fin del patrón “oro-dólar”, ninguna moneda en el mundo tiene respaldo alguno en un activo físico concreto.

En el último medio siglo la expansión monetaria masiva, que puede observarse, por ejemplo, en el crecimiento del valor del oro en papel moneda, fomentó la especulación y el endeudamiento de manera desmedida para promover una orgía consumista que sobreexigió por demás la capacidad de regeneración de muchos ecosistemas. La emisión ciclópea de gases de efecto invernadero registrada en las últimas cinco décadas es esencialmente un fenómeno de origen monetario.

Este año desastre económico generado por el encerramiento global provocado por la pandemia del Covid-19 potenció la expansión descontrolada de liquidez a niveles inauditos. En ese contexto resurgieron en muchos países los debates sobre el reseteo monetario global.

El último reseteo monetario mundial ocurrió en julio de 1944, durante la conferencia de Bretton Woods (EE.UU.), en la cual se acordó que el valor de todas las divisas del mundo sería fijado en función del valor del dólar estadounidense, y el dólar, a su vez, sería una moneda convertible a un valor de 35 dólares por onza de oro.

Y antes de eso el presidente de EE.UU. Franklin D. Roosevelt, por medio de la “orden ejecutiva 6102” de 1933, ordenó a los ciudadanos estadounidenses que entregasen al Estado sus reservas particulares de oro –con la amenaza de prisión por hasta diez años si no lo hacían– a cambio de 20,6 dólares por cada onza troy, luego de lo cual procedió a empomar a la gente al devaluar el oro a 35 dólares por onza.

Cuando colapse el actual sistema monetario será necesario configurar uno nuevo para establecer las reglas de juego generales a partir de las cuales se distribuirán los recursos a escala global. El sistema actual está diseñado para premiar al sector financiero en desmedro del productivo. Es bastante probable que, luego de la borrachera del dinero ficticio o basura, se vuelva a establecer un nuevo patrón monetario sustentado en activos físicos.

Cuando surgió el patrón oro en la segunda mitad del siglo diecinueve, el mundo, por entonces, era bastante diferente al actual. Ahora tenemos que alimentar a un población mundial de 7658 millones de personas –en constante crecimiento–, gran parte de las cuales se encuentran hiperconectadas y requieren cierta cantidad de bienes y servicios para llevar adelante lo que se considera una existencia digna.

El oro será, como siempre, un activo sustancial, pero ya no será suficiente para determinar el activo subyacente de un nuevo patrón monetario mundial, especialmente si tenemos en cuenta que la potencia emergente de China es deficitaria de casi todas las materias primas esenciales (commodities) que se requieren para hacer funcionar la economía.

En tal escenario, los recursos agroalimentarios, energéticos y minerales –cuya demanda es constante porque son la base de la civilización humana– podrían llegar a ser la base de la configuración del nuevo sistema monetario mundial, razón por la cual las naciones que dispongan de los mismos pasarán a tener un lugar preponderante.

Por supuesto: ese privilegio podrá materializarse siempre que exista una política orientada a promover la producción sostenible de tales recursos, los cuales, lejos de surgir por aparición espontánea, requieren un esfuerzo mayúsculo de inversión y conocimiento en un marco de previsibilidad institucional.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Fiesta granífera: el sorgo 2020/21 ya alcanzó un precio de 185 u$s/toneladaEl presidente de FAA aseguró que “los pequeños chacareros no son los que especulan y, si en algún caso acopian soja, lo hacen por necesidad”Comienza a funcionar en la Argentina un gran mercado de futuros con la fusión Matba Rofex: extenderán el programa para generar un “semillero” de nuevos operadoresEn la presente campaña Argentina se encamina a lograr un rendimiento de soja récord histórico de 33,5 qq/haEconomía regional: “Si seguimos considerando al girasol como parte de la agricultura pampeana, seguramente seguiremos castigándolo”China sigue siendo una promesa para la economía argentina: el déficit comercial del primer semestre suma 2800 M/u$sComenzó a regir la emergencia económica para la cadena argentina de producción de cítricosKátia Abreu: “Los gobiernos deben comprender que los subsidios al maíz no son de los productores sino del abastecimiento nacional”Enriquecimiento Microbioano Estratégico: la segunda generación de bioinsumos viene en caminoComienza a ingresar una masa de aire frío de origen polar El Senasa extendió hasta febrero de 2021 el plazo de reinscripción de campos con ganado destinado a cuota HiltonCruje la industria: la inflación de la canasta láctea está veinte puntos por debajo del promedio general de los alimentosRebelión Municipal en la Argentina: el ministro de Transporte Mario Meoni solicita que dejen trabajar a los transportistasSequía histórica en Nueva Zelanda: buena parte de los dólares que busca el gobierno están en el mercado de lácteosBuena mala noticia: bajaron las retenciones móviles para economías regionales pero subieron para elaboradores de alimentos para animalesEl gobierno ajustó por inflación la categorización de Pyme agropecuaria: el nuevo límite es de hasta 82 M/$ de facturación anualA partir de la semana que viene el sistema digital de turnos para ordenar la descarga en los puertos será obligatorioEsta semana no se prevén lluvias importantes sobre la región pampeanaAlerta trigo: helada tardía en plena zona núcleo cerealera¿Cuándo llegará la hora de sacarte la careta para hablar de los problemas presentes en el sector ganadero?Peor que bajos precios es no tener política comercial: EE.UU. desplazó a la Argentina del mercado colombiano de maízOlvido: la reglamentación del sistema de gestión de envases de agroquímicos lleva ocho meses de retrasoDos compañías podrán importar tecnología libre de aranceles para automatizar procesos agroindustriales por 2,5 M/u$sLas lluvias en el norte de la zona pampeana seguirán al menos hasta el lunesAlerta: los operadores especulativos liquidaron todas las posiciones alcistas en contratos de maízBrasil busca una mayor integración con China: anunciaron acuerdo monetario para facilitar el comercio bilateral sin usar dólaresCristina lo hizo: el año pasado se vendieron en el mercado argentino 2230 sembradoras menos que en 2002Volvieron a subir los combustibles: el precio del gasoil común ya es un 45% superior al del biodiesel