Google+
Valor Soja »Lechería

En 17 años EE.UU. perdió más de la mitad de sus tambos: esperan una mayor concentración

Documento del USDA.
En 17 años EE.UU. perdió más de la mitad de sus tambos: esperan una mayor concentración

En los últimos 17 años la cantidad de tambos en EE.UU. se redujo más de la mitad al tiempo que la producción de leche creció en línea con un aumento de la eficiencia.

Así lo indica el documento “Concentración en el sector lechero estadounidense” (Consolidation in US Dairy Farming) publicado este mes por el Departamento de Agricultura de EE.UU. (USDA por sus siglas en inglés).

Mientras que en 2002 había 74.100 tambos registrados en EE.UU, en 2019 esa cifra había caído a 34.187. “La tasa de disminución de tambos se aceleró en 2018 y2019 incluso a medida que la producción de leche continuaba creciendo; la concentración probablemente continuará”, señala el informe, para luego añadir que se prevé que la cifra de empresas lecheras se ubique en torno a 31.500 para el año 2021.

Para intentar frenar la tasa de cierre de tambos, el USDA implementó en 2014 implementó un programa (Dairy Margin Coverage) para asegurar un ingreso mínimo al sector cuando los precios de mercado no logran cubrir los costos de producción. En 2018 y 2019 los subsidios federales destinados al sector lecheros fueron de 250 y 279 millones de dólares respectivamente.

“La escala de lo que constituye más grande ha seguido aumentando en el sector lechero, de modo que actualmente casi 200 empresas ordeñan 5000 o más vacas y a categoría mayor ordeña más de 25.000 vacas”, explica el documento del USDA.

“Las grandes operaciones lácteas continúan mostrando ventajas sustanciales de costos, en promedio, sobre las unidades de producción más pequeñas. Además, muchos pequeños tamberos se están acercando a la jubilación y el apoyo estatal adicional brindado en los últimos años, si bien es sustancial en su conjunto, representa apenas una fracción de las diferencias de costo promedio existentes entre las grandes y pequeñas empresas”, remarca.

El total de vacas lecheras en EE.UU., que era de 10.8 millones en 1980, cayó a 9,0 millones en 2004 para luego recuperarse hasta alcanzar 9.4 millones en 2018. A pesar de eso la producción nacional de leche siguió creciendo de manera sistemática gracias a mejoras logradas en la genética de las vacas lecheras combinadas con una gestión más eficiente e intensiva de las formulaciones nutricionales.

“¿Por qué vemos una producción creciente de leche cuando la rentabilidad neta promedio de toda la industria viene en promedio cayendo de manera persistente? Porque la rentabilidad neta varía ampliamente entre tambos. Algunos grupos de empresas lecheras obtienen resultados consistentemente altos, mientras que otros pierden dinero y se contraen gradualmente”, apunta el documento del USDA.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Kirchnerismo residual: el vicepresidente del Banco Central dijo que “no convienen retenciones cero a la soja”Córdoba: propietario de pulverizadora no registrada podría llegar a pagar más de un millón de pesos de multaCambio de tendencia: los operadores especulativos pasaron a estar mucho más optimistas con la soja con que el maíz#ElCampoNoPuedeParar: el intendente de Rufino comenzó a restringir el ingreso de camiones cargados con granosEn el primer bimestre del año ingresaron 71 cosechadoras importadas a un valor promedio de casi 164.000 dólaresAhora sí se cayó el mundo encima: todos los factores bajistas posibles confluyeron para derribar el precio de los granosArgentina: el proyecto de Presupuesto 2021 prevé mas gasto público financiado con suba de impuestos al sector privadoLas buenas prácticas agropecuarias tienen premio en Córdoba: qué es necesario saber para participarEl salario promedio registrado en el sector agropecuario argentino es de 5513 pesos brutosSin planificación seguirán las inundaciones: el manejo de los excesos hídricos no puede hacerse por medio de la suma de esfuerzos individualesTodo indica que llegó el cambio de fase de ciclo ganadero: pero el fenómeno podría ser contenido por el desastre climático generado por las inundacionesBoom ganadero: Argentina comenzó a transitar una nueva fase de liquidación de vientres bovinosYa está lista la planilla para recolectar datos sobre “delitos vinculados a roturas de silobolsas”Las exportaciones de yerba con bajo valor agregado crecieron un 290% por la pérdida de competitividad En 2012 las cosechadoras generaron un déficit cambiario de 100 millones de dólares: John Deere lideró el ranking de importacionesAparecieron las primeras ofertas de trigo segregado en la región pampeana: se prevén bajos niveles de proteína por súper rindes en la zona núcleoFinalizó la cosecha argentina de soja con un rinde récord histórico: las regiones oeste bonaerense y centro-norte de Córdoba no tuvieron nada que envidiarle la zona núcleoArgenzuela a pleno: venezolanos no pueden comprar leche en polvo que pagan 23% más cara que el resto del mundoEntre Ríos lidera el ranking de siembra de cultivos de servicioCrearon el “Documento de Tránsito Sanitario Vegetal Electrónico” para instrumentar un seguimiento sistemático de la comercialización de productos frutihortícolasLa Afip intimó a cinco exportadores de aceite mezcla a pagar reajustes de retenciones por 2,73 M/u$s: “Resulta violatorio del debido procedimiento”Los precios del trigo 2018/19 ingresaron en un tobogán bajista por la posición sobrecomprada de la demanda exportadoraSiembra complicada: sigue presente la probabilidad de chaparrones y tormentas sobre la región central del paísIdígoras: “Si castigamos el procesamiento lo que hacemos es transferir empleo a los países compradores”Los valores de importación de los fertilizantes fosfatados se mantienen estables Alerta climática: fin de semana con acumulados de precipitaciones de hasta 90 milímetros en la provincia de Buenos AiresCovid-19: el gobierno argentino habilitó la posibilidad de flexibilizar las restricciones en todas las regiones agropecuariasAjuste para todos: empresarios realizan compras conjuntas de agroinsumos para reducir costos