Google+
Valor Soja »Actualidad, Agricultura

El cambio climático es un fenómeno monetario

El cambio climático es un fenómeno monetario

En diciembre de 2015 las principales naciones del orbe firmaron el “Acuerdo de París” con el propósito de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para mitigar el impacto del cambio climático. Si bien ese marco está reconfigurando los sistemas productivos y comerciales a escala global, el mismo tiene elevadas probabilidades de fracasar porque, en lugar de atender las causas del problema, se focaliza en las consecuencias.

Esta historia comienza en julio de 1994, cuando representantes de 44 naciones asistieron a una conferencia de Naciones Unidas realizada en Bretton Woods (EE.UU.) para acordar que el valor de todas las divisas del mundo sería desde entonces fijado en función del valor del dólar estadounidense (la moneda de la potencia ganadora de la Segunda Guerra Mundial), y el dólar, a su vez, sería una moneda convertible a un valor de 35 dólares por onza de oro.

Eso implicaba que cada Estado nacional del mundo solamente podía definir el valor de su propia moneda en relación con las reservas de oro o de dólar estadounidense que dispusiera, es decir, en función de su productividad intrínseca.

En Bretton Woods se creó también el Fondo Monetario Internacional (FMI) con el propósito de garantizar que ese sistema no se desmadrara a causa de la pasión gastomaníaca de los políticos. Para eso se estableció que el valor de la moneda debía fluctuar en un pequeño margen respecto de la paridad oficial y que, en caso de ocurrir alguna urgencia financiera, el FMI podía asistir a las naciones en problemas a cambio de que éstas no desvirtuaran el equilibrio monetario por medio de una gran devaluación.

Para que el sistema funcione adecuadamente, claro, EE.UU. debía comprometerse a no bastardearlo. Pero con la guerra de Vietnam los gastos bélicos explotaron y la gran solución fue darle duro a la maquinita impresora de dólares. El desbalance cambiario pudo esconderse debajo de la alfombra por algunos años, pero llegó un momento que fue tan obvio que no hubo otra alternativa que blanquearlo.

En agosto de 1971, el entonces presidente de EE.UU., Richard Nixon, declaró formalmente que el dólar no era convertible en oro, rompiendo así el patrón “oro-dólar”. Y en 1976, en una reunión extraordinaria del Fondo Monetario Internacional (FMI) realizada en Jamaica, se estableció formalmente la libre flotación de todas las monedas del mundo. A partir de entonces, y hasta nuestros días, la única manera de determinar cuánto vale una moneda es por medio del valor de otra moneda, que a su vez debe valuarse según el precio de otra moneda, y ésta a su vez con otra.

Así quedó formalmente inaugurada una nueva época –vigente hasta la actualidad– en la cual los políticos pueden estafar a sus gobernados por medio de la emisión descontrolada de moneda, fenómeno que genera el caldo de cultivo ideal para crear grandes negocios financieros que prosperan, muchas veces, en desmedro de los que se dedican a producir bienes y servicios reales.

Este sistema estuvo a un paso de colapsar en 2008 (crisis financiera sub prime), pero fue salvado gracias una inyección masiva de liquidez instrumentada por la Reserva Federal de EE.UU. (“quantitative easing”). Y nuevamente estuvo al borde del precipicio este año para ser rescatado nuevamente con toneladas ciclópeas de emisión monetaria. Básicamente, se trata de hacer revivir a un drogadicto moribundo con dosis cada vez más potentes.

El combo de emisión monetaria bestial + especulación financiera descontrolada, además de promover la corrupción endémica, facilitó la asignación masiva de recursos hacia muchas actividades no esenciales que, lejos de fomentar el avance de la civilización, la degradaron para expandir una furia consumista que es el principal vector del cambio climático.

Todos los intentos para eficientizar procesos orientados a reducir la emisión de gases de efecto invernadero son útiles para tal propósito, pero carecen de sustento si no se enfocan en solucionar las causas de no sólo de ese problema, sino de muchos de los males que padecemos en nuestra época.

Ezequiel Tambornini

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

La demanda genuina de camionetas agropecuarias se mantiene firme: pero siguen derrumbándose las ventas de automóviles destinados a la clase mediaCambio de paradigma: cultivos de servicio para mejorar la calidad de los activos biológicos necesarios para producir granosLos fondos especulativos siguen tomando posiciones compradas en maíz al tiempo que aceleran ventas en sojaArgentina aún no logró colocar un solo embarque de sorgo en China: la nación asiática concentra el 60% de la demanda mundialEl atraso cambiario diluyó la recuperación de los precios de exportación de la leche en polvo Cláusula Monsanto: acopiadores ratificaron que “no serán agentes de retención de los productores” sin un aval oficialLa carne vacuna argentina sigue siendo una curiosidad en EE.UU: en lo que va del año apenas se cubrió el 0,6% de la cuota de 20.000 toneladasTodos los estados brasileños lindantes con el territorio argentino y uruguayo ya son libres de aftosa sin vacunaciónHistórico: Argentina comenzó a producir etanol en base a maízBusso: “Son demasiados recursos los que se van de la región pampeana y no vuelven”Eliminaron la obligación de liquidar divisas generadas por exportaciones para intentar morigerar la sobreapreación cambiariaSe acaba la paciencia: el gobierno hace más de dos meses que espera una recuperación de los precios del maíz para comenzar a colocar ROEEl 13% de la capacidad energética uruguaya provendrá de biomasa con la instalación de una tercera industria celulósicaSe acabó el mercado climático sudamericano: fondos liquidaron posiciones compradas en soja para pasar a estar vendidosFertilizantes: el 2013 arrancó con una nueva caída de los valores internacionales del fósforoAlerta por caminos rurales: hasta el domingo se prevén máximos de 80 milímetros en el centro-norte de Entre Ríos y Santa FeCon la llegada de una mayor presión de oferta vendedora se activó la trituradora de precios de la soja en el mercado disponibleEmpresarios que usaron tecnología comercial podrán obtener un ingreso adicional superior a 1100 $/ha con el maíz tardíoArgentina se consolida como exportador de embolsadoras de granos:  EE.UU., Canadá y Australia son los principales clientesQuiénes son los integrantes del equipo que acompañará a Basterra en el Ministerio de AgriculturaLa recepción de granos por parte de YPF para canjear por insumos agropecuarios creció más del 45% en el último añoEl déficit cambiario del sector turístico alcanzó un nuevo récord al superar los 3000 M/u$s en el primer trimestre del añoComenzó a caer el precio del trigo 2016/17: demanda muy tranquila esperando un reventón de mercadería en cosechaGracias Argentina: el ataque contra el sistema productivo fue un factor decisivo para lograr el acuerdo EE.UU-ChinaUna pregunta incómoda: ¿Vale la pena seguir formando parte de la Argentina?Quién es el investigador del Conicet que agredió a los productores argentinos: “Tu único laburo es recorrer el perímetro de tu estancia”El precio del biodiesel registró un nuevo mínimo histórico arrastrado por el derrumbe del petróleoIllinois: un año atrás contratistas rurales advirtieron a las autoridades sobre los peligros del uso generalizado del dicamba