Google+
Valor Soja »Actualidad

Argentina es el primer país del mundo en autorizar la liberación condicionada de un trigo modificado tolerante a sequía

Se trata del evento IND-ØØ412-7 de Indear S.A.
Argentina es el primer país del mundo en autorizar la liberación condicionada de un trigo modificado tolerante a sequía

El secretario de Alimentos, Bioeconomía y Desarrollo Regional de la Nación, Marcelo Eduardo Alos, autorizó la comercialización condicionada, en todo el territorio argentino, de trigo tolerante a sequía (evento IND-ØØ412-7). Se trata de la primera nación en el mundo que habilitada un cultivar con esa característica.

La autorización –publicada hoy viernes en el Boletín Oficial– indica que se autoriza “la comercialización de la semilla, de los productos y subproductos derivados de ésta, provenientes del trigo IND-ØØ412-7, y a toda la progenie derivada de los cruzamientos de este material con cualquier trigo no modificado genéticamente, solicitada por la firma Instituto de Agrobiotecnología Rosario S.A. (Indear)”.

Aunque aclara que Indear deberá abstenerse de comercializar variedades de trigo con el evento IND-ØØ412-7 hasta tanto obtenga el permiso de importación en la República Federativa de Brasil”.

También señala que “la presente medida quedará sin efecto si, a criterio de la autoridad competente, existe nueva información científico-técnica que invalida las conclusiones científicas o comerciales en las que se basaron los dictámenes que sirven de sustento y antecedentes de la presente autorización”.

El gen que le confiere la tolerancia a sequía al trigo HB4 (tal es el nombre comercial del evento) proviene del girasol y fue descubierto por un equipo de investigadores –liderado por Raquel Chan– de la Universidad Nacional del Litoral y el Conicet.

Las variedades de trigo HB4 son desarrolladas por TrigallGenetics, un joint-venture entre la compañía argentina Bioceres y la francesa FlorimondDesprez. La empresa asegura que los cultivares HB4 permiten lograr en promedio rendimientos 20% superiores respecto de los no modificados en situaciones de restricciones hídricas.

El evento de tolerancia a sequía ya había sido aprobado en 2015 en soja (IND-ØØ41Ø-5) por el Estado argentino de manera condicional, lo que implica que no puede ser comercializado en el mercado argentino hasta que obtenga el permiso de importación por parte de China (primer comprador mundial de poroto de soja).

Integrantes del Comité de Cereales de Invierno, un órgano integrado por técnicos del ámbito publico y privado que asesoran de manera no vinculante a las autoridades del Instituto Nacional de Semillas (Inase), manifestaron por escrito sus preocupaciones relativas a la comercialización internacional de trigo argentino derivadas de la aprobación del evento IND-ØØ412-7.

Vale recordar que, según los últimos datos oficiales disponibles, en los primeros siete meses de 2020 Brasil representó un 37,2% del total del trigo embarcado en el período (8,92 millones de toneladas), mientras que el porcentaje restante se desinó a otros mercados latinoamericanos, africanos y asiáticos (el segundo y tercer destino en importancia fue Indonesia y Bangladesh con el 24,8% y 6,7% respectivamente).

“Actualmente hay 6000 hectáreas (en la Argentina) de multiplicación de trigo OGM (HB4) distribuidas en 30 localidades que se conducen con metodologías particulares a fin de minimizar su difusión y la potencial contaminación con trigo no-OGM. No obstante, una vez aprobado el trigo OGM, ya no será obligatorio tomar recaudos especiales para evitar las mezclas entre lotes de trigo OGM y no OGM y ni siquiera será obligatorio no mezclar granos OGM con no OGM. Por lo cual, es de esperar que las mezclas ocurran y que la población de Argentina va a disponer de trigo mezclado para su consumo, sin tener la posibilidad de elegir trigo no OGM, o un gran aumento del precio del trigo no OGM, todo lo cual reduciría el consumo interno de panificados”, sostiene el escrito presentado ante el Inase por el Comité de Cereales de Invierno.

“Se ha condicionado la aprobación final de evento a la aprobación de comercialización y consumo por parte de Brasil. Sin embargo, la aprobación por parte del gobierno de Brasil no garantiza que los molinos, panificadoras y consumidores particulares acepten comprar nuestro trigo OGM y si lo hicieran no hay garantías que lo hagan sin descuento de precio. Es más, según entendemos cada estado brasilero tiene suficiente autonomía como para rechazar individualmente la comercialización y consumo de trigo OGM, por lo cual la aprobación por parte del gobierno central de Brasil no asegura que Argentina tenga serios problemas de exportación del trigo producido en el país”, alertó.

No TweetBacks yet. (Be the first to Tweet this post)

El mes en imágenes

Dieron de baja a una empresa de la familia Lavaque del régimen de “promoción no industrial” por incumplir con la implementación de un proyecto productivoAlerta Santa Fe: se vienen cuatro días de tormentas intensas con lluvias torrencialesVialidad comenzó a aplicar en plena cosecha gruesa una norma técnica que debió estar vigente quince años atrás: provocó un paro de transportistas en QuequénPiolada europea: ofrecieron al Mercosur una ampliación minúscula de la cuota de carne vacuna a cambio de acceso irrestricto para sus productos lácteosSanCor ya cuenta con deuda bancaria categorizada como cartera “con problemas”Uruguay insistirá con la necesidad de firmar un Tratado de Libre Comercio con China: “No seremos los sepultureros del Mercosur”Mejor hacienda en mano que peso devaluado: las restricciones cambiarias potenciaron la demanda de invernada y categorías de exportaciónCumplió diez meses el “subsidio maicero” para tambos: seguirá vigente en los próximos meses aún con una baja del precio de la lecheEn 2014 se enviaron 50 cosechadoras argentinas a Venezuela: menos de la mitad que en los últimos dos añosOperaciones de venta con precio a fijar: el problema no está en el mercado sino en la holgazanería de algunos productores amateurPaís federal: este año el gobierno nacional cobrará retenciones por 850 millones de pesos a productores de soja mayormente fundidosArgentina estrena un mercado de futuros de leche cruda para promover una mayor previsibilidad en la cadena comercial lácteaA fines de 2018 deberá estar listo el nuevo puerto Itá Ibaté: un emprendimiento que permitirá licuar costos logísticos a arroceros correntinosQuién es Gustavo Seia: el empresario lechero que recibió en su campo a Alberto FernándezTelevisores gigantes, Australia y desastre climático: una semana para entender porqué Argentina a este paso no será nunca el supermercado del mundoSequía en Uruguay: comenzaron los preparativos para distribuir una ayuda oficial de 180 kilos de pellet de cáscara de soja por cabezaPrimarización: “En agosto de este año tuvimos récord de exportación de poroto de soja”Se aprobó el plan de control del HLB: los costos serán afrontados por los productores citrícolasLa súper emisión de pesos es principal factor de riesgo del negocio agrícola: la siembra en campo arrendado va camino a ser inviableLa industria aceitera argentina comenzó a pagar un “premio” superior al 12% para acelerar la originación de mercaderíaSolidaridad forzosa: el nuevo costo oculto que deben afrontar los propietarios que arriendan camposSiguen sin aparecer señales que permitan proyectar una recuperación significativa de los precios de los granos gruesosLuego del susto climático en EE.UU. volvió a desdoblarse el mercado de soja por efecto de la “guerra comercial”Maní blancheado: un producto sin retenciones que registró un aumento de precio del 90% en los últimos dos añosTsunami de tweets para denunciar al proyecto expropiador de Massot que descalifica a la principal actividad económica argentinaEl día después de la “marcha del silencio”: reclamo embrionario a favor de la instauración de un gobierno republicanoDeclararon la emergencia agropecuaria para Mendoza y Río Negro: ampliaron la medida para zonas afectadas por inundaciones de Santiago de EsteroLos precios de los futuros agrícolas argentinos comenzaron a reflejar el aumento de derechos de exportación contenidos en el proyecto de “emergencia pública”